Un nuevo y desgarrador audio de niños inmigrantes que lloran desconsoladamente tras ser separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos y México, pone en evidencia la crueldad de un agente de la Patrulla Fronteriza.

En el audio que ha salido a la luz, se ha podido escuchar el estrepitoso ruido del llanto de los pequeños, que no hallan consuelo, ante la incertidumbre de saber si van a volver a sus padres o no.

Siendo la escena lo suficientemente desgarradora, se puede oír detrás a un agente, que les habla en español, burlarse de su situación.

En el Centro de Detención de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, se pudo escuchar a pequeños que llamaban a gritos a sus padres: “¡Mami, papi!”.

Alison Jimena Valencia, una pequeña de apenas 6 años de edad, imploraba por su parte que no deporten a su padre:

“No quiero que me separen de mi papá, no quiero que lo deporten”, dice la niña.

Lo más angustiante viene después cuando se escucha a niños todavía más pequeñitos llorando por sus papis, y la voz del cruel agente que pretende acallarlos:

“Aquí tenemos una orquesta, sólo nos falta el director”, dice el hombre del modo más irónico y sin compasión alguna.

Más adelante en la grabación, se escucha a una niña de El Salvador suplicando a los agentes y representantes consulares presentes que la dejen hacer una llamada:

“¿Puedo llamar a mi tía al menos para que después de comer me venga a recoger? Me sé su número de memoria 3472… “, son las conmovedoras palabras de la pequeña en medio de su llanto.

Desde que el gobierno del presidente Donald Trump implementó su política de inmigración de “cero tolerancia”, que procesa a los inmigrantes indocumentados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México, más de 2.000 niños han sido separados de sus padres desde abril, según los informes.

El senador de Arizona John McCain tuiteó contra la policía el lunes y escribió:

“La actual política de separación familiar de la administración es una afrenta a la decencia del pueblo estadounidense y contraria a los principios y valores sobre los que se fundó nuestra nación. La administración tiene el poder de rescindir esta política. Debería hacerlo ahora”, agregó.

Varias organizaciones están recaudando dinero para ayudar a los niños indocumentados separados de sus padres en la frontera. Por su parte, los padres que no tienen a sus hijos consigo, sólo imploran que tengan compasión y que los mantengan seguros y con alimento.

Una ola de reacciones se han desatado en las redes sociales, ocasionando disparidad de opiniones en una situación que se ha desbordado por completo. Algunos más severos echan la culpa en su totalidad a los padres por haber ingresado a un país extranjero sin documentos, arreisgando la vida de sus pequeños. Otros, condenan las medidas irracionales de Trump, y exigen mayor humanidad.

Un social demócrata de gran prestigio en el país, publicó un tuit que reflejaría el pensamiento de muchos:

“Cuando ves a niños inocentes siendo puestos en tiendas de campaña que duermen en el suelo después de ser arrancados de sus padres y tu respuesta es :¿Vinieron aquí legalmente?, entonces no tenemos una diferencia en la opinión política; tenemos una diferencia en moralidad”.

People / Getty Images / TM

Es desgarrador tener conocimiento de una situación que se desborda y que parece ser el principio de un drama sin fin. Más triste aún es que las autoridades no sientan la más mínima empatía ni compasión con unas criaturas que no tienen la culpa de nada. Esperamos que el día en que estos hombres tengan hijos, la vida no les pague con la misma moneda.

Comparte esta impactante nota en tus redes para sensibilizar sobre lo que estas criaturas están padeciendo. ¡Basta ya!