Un horroroso incidente en China ha estremecido a las redes después de que un bebé recién nacido ha tenido que ser obligado a perder su pierna debido al grave descuido de una enfermera en el manejo de un secador de pelo en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de un hospital.

El bebé ha perdido su pierna después de sufrir quemaduras de primer grado debido a que una enfermera cometió un terrible acto de negligencia, dejando un secador de pelo encendido expulsando aire caliente sobre su extremidad durante 1 hora y 30 minutos.

El incidente sucedió en el Hospital Xincai, en la ciudad china de Zhumadian. Al parecer, una enfermera estaba utilizando un secador de pelo en el cuidado del bebé, que tan solo tenía cuatro días de nacido.

Las cámaras de seguridad pudieron captar el momento en el que la mujer, después de utilizar el aparato, lo deposita encendido junto al cuerpo del bebé, y ahí lo deja en contacto directo con su pierna izquierda para irse a hacer otras cosas.

¡La escena es angustiante! Ningún personal de la sala es capaz de darse cuenta del percance, a pesar de que evidentemente un secador de pelo emite un sonido suficientemente fuerte como para percatarse de que está encendido.

Sólo hora y media después, cuando el médico ingresa a la Unidad de Cuidados para examinar a los bebés, cae en cuenta de la desgracia. Y descubre al pequeño neonato con quemaduras de gravedad y con la piel agrietada, por lo que inmediatamente fue trasladado a otro hospital, donde los médicos no vieron otra solución que amputarle la pierna para salvarle la vida.

“Los médicos encontraron la piel de la pierna izquierda del bebé tan quemada, que se había abierto”, revelaron los informes.

Las dos enfermeras consideradas responsables del asunto fueron despedidas por el hospital y la administración emitió una disculpa pública.

El hecho tuvo lugar el 14 de diciembre de 2017, pero fue revelado al público esta semana por una cadena de televisión local.

El bebé lesionado había nacido prematuramente a las 36 semanas en el mismo hospital y debía permanecer en una incubadora neonatal durante una semana, según su abuela, conocida por su apellido Yan.

El horrible incidente ocurrió después de que una enfermera había secado a tres bebés a los que acababa de duchar. También se reveló que los otros dos bebés que estaban en la habitación sufrieron quemaduras menores.

Por su parte, el padre del bebé, como es lógico se ha mostrado totalmente indignado y ha culpado a la enfermera de la terrible negligencia:

“Si hubieran prestado atención a los bebés, se habría quitado el secador de pelo a mi hijo con rapidez y mi niño solo habría sufrido quemaduras leves”.

Wan Yunfeng, el Director Adjunto del hospital, extendió sus disculpas a la familia y dijo que el hospital cubriría 610,000 yuanes (80,000 euros) de gastos médicos para el bebé. Pero la familia no ha aceptado la oferta de compensación.

“El bebé quedó discapacitado cuatro días después de nacer. ¿Cómo será su futuro?”, se cuestiona su abuela.

No es la primera vez que los bebés de este hospital sufren quemaduras, pero sin duda este es un caso sin precedentes. Todo el personal presente en el momento del incidente ha declarado que pensaba que el secador estaba apagado.

Daily Mail

Es inverosímil que tanta irresponsabilidad por parte de profesionales de la salud una vez más menoscabe la integridad de los más indefensos. Esta vez el pequeño al menos pudo ser salvado, pero sin duda su futuro estará marcado por una incapacidad, todo por la culpa de terceros.

Comparte esta noticia con tus amigos. Levantemos la voz para que este tipo de negligencias sean castigadas con todo el rigor de la ley.