Ciara Witt, es una joven de 16 años que enfrentó la pérdida de su amigo de 16 años de una forma muy trágica.

Su amigo Jack Gudge, de 17 años, murió después de ser agredido brutalmente por una mafia fuera del establecimiento Tesco Express en Bournemouth, dio su último suspiro en los brazos de Ciara.

La joven no pudo soportar el dolor de vivir esa horrible experiencia, y un día después del funeral de Jack, se quitó la vida. Ella fue testigo de la cruel golpiza que recibió Jack, y lo sostuvo en su regazo mientras su vida se desvanecía en una dolorosa agonía.

La última vez que vieron a Ciara fue en el cementerio, mientras le daban el último adiós a Jack después de la trágica muerte, pasó mucho tiempo junto a la tumba el pasado 4 de noviembre de 2016.

El ataúd de Jack estaba cubierto con tres franjas blancas, simulando una caja de zapatos de la marca Adidas. Recibió un tributo floral con su palabra favorita: “Chav”.

Un día después, la joven apareció sin vida en el garaje de su casa en Bournemouth. Las autoridades policiales recibieron una llamada a las 11:30 pm para reportar la desaparición de la joven, las autoridades fueron a su casa a las 4:00 am pero no entraron al garaje durante esa visita.

Dean Diffey, de 15 años, estaba haciendo una visita al hermano de Ciara y se disponía a salir de la casa cuando escuchó la alarma de ciclomotor que se apagaba a las 9:30 pm, cuando fue a echar un vistazo encontró el cuerpo de Ciara inconsciente en el suelo.

La joven murió por un severo trauma recibido en el cuello. Un agente de la policía se disculpó por no buscar exhaustivamente a Ciara.

Lesley Hartwell, abuela de Ciara, declaró que las autoridades policiales habían dejado evidencias en el lugar donde su nieta se quitó la vida. “Tuve que entrar para eliminar todo y quiero saber por qué no lo hicieron ellos. Es indignante”.

Mientras que la forense de Dorset, la localidad donde ocurrió el hecho, Rachael Griffin, dijo: “Lamento mucho haber tenido que experimentar eso, es inaceptable, no debería haber tenido que hacer eso”. Dirigiéndose a los agentes de policía que se encargaron de la investigación. “Eso me preocupa, que hayan olvidado buscar en el garaje, ¿cómo pueden garantizar que eso no volverá a pasar?”.

Ciara tenía problemas depresivos, y en oportunidades anteriores había tratado de agredirse siendo referida al Servicio de Salud Mental para Niños y Adolescentes (CAMS, por sus siglas en inglés).

Pero después de la muerte de Jack, que falleció en junio del año pasado, tras ser golpeado y sufrir un paro cardíaco no pudo superar la tristeza.

Daily Mail

A Jack lo asesinaron tres sujetos de 27, 24 y 23 años, que fueron arrestados por ser sospechosos del homicidio aunque ninguno enfrentará cargos penales, según reportes de las autoridades.

Carolanne Lowe, una de las mejores amigas de Ciara comentó que: “Ciara era la mejor amiga de Jack, su muerte tuvo un gran impacto para ella, no podía superarlo. Era como el final…Tenía a Jack en sus brazos cuando murió”.

Es una historia desgarradora, debemos permanecer siempre atentos a los síntomas de la depresión para ayudar a nuestros seres queridos antes de que sea demasiado tarde, porque a veces pasamos desapercibidos los signos de peligro.

Comparte esta estremecedora noticia con tus amigos. Paz a sus restos.