Cientos de cadáveres de tortugas marinas han sido encontradas en la Bahía de Jiquilisco, en El Salvador, en circunstancias misteriosas.

Lo que encontraron fue alarmante: alrededor de 400 tortugas marinas sin vida fueron halladas a 12 kilómetros de la costa.

Hasta el momento, las autoridades no han sido capaces de determinar qué mató a las criaturas después de que el MARN (Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador), anunciara que los agentes las encontraron flotando en el mar.

Equipos técnicos y profesionales de la vida marina viajaron mar adentro para tomar muestras de agua y tejidos de las tortugas marinas muertas.

Se realizarán las pertinentes pruebas de laboratorio para determinar la causa de su muerte.

Según los oficiales, los pescadores encontraron las tortugas por casualidad, en diferentes puntos de la costa salvadoreña.

Solo en la playa la Puntilla, a 25 millas náuticas mar adentro, fueron localizadas 16 tortugas prietas, la mayoría con tamaño entre los 70 cms de largo y 65 cm de ancho.

Por otra parte, en la Bahía de Jiquilisco, el panorama no era menos alentador. A 12 millas náuticas mar adentro, se localizaron 6 tortugas flotando, todas en avanzado estado de descomposición.

Afortunadamente, una fue encontrada viva, que fue llevada a tierra para los respectivos análisis de sangre, con la esperanza de que responda con hidratación y pueda ser liberada.

Así lo dio a conocer el Ministerio de Medio Ambiente en su cuenta de Twitter:

Algunas fueron encontradas en misteriosas condiciones y con el caparazón desprendido

Este fue el momento del sobrecogedor hallazgo

El descubrimiento recordó un hallazgo similar en 2013, entre septiembre y octubre, cuando cientos de tortugas marinas fueron encontradas muertas frente a la costa de El Salvador.

En ese momento, las autoridades dijeron que la causa más probable de muerte era una potente neurotoxina que las algas pueden producir durante las llamadas “mareas rojas”.

La marea roja se produce cuando grandes acumulaciones de algas convierten el agua de mar en roja o marrón.  Se pensó que las tortugas habían comido las algas que contienen saxitoxina, que afecta el sistema nervioso, y como fruto de tal ingesta venenosa, haber provocado su muerte.

En 2006, la saxitoxina mató a unas 500 tortugas marinas en El Salvador, y cuatro años más tarde, otras 100 murieron por la misma causa.

Pero en este caso, tal posibilidad ha sido descartada. Y las investigaciones siguen su curso para determinar la real causa de esta trágica ola de muertes, que está devastando el ecosistema marítimo.

Las autoridades más bien se inclinan a que la causa podría deberse a la pesca realizada con explosivos, o a los altos niveles de contaminación de la región.

MARN

Imágenes sobrecogedoras y sin resultados claros hasta el momento que resuelvan el misterio de la ola de muertes de esta especie marina. Si las sospechas de la autoridades son ciertas, sería muy triste que la grave contaminación ambiental sea la causa primordial de la amenaza de esta tragedia masiva.

¡Es urgente que creemos conciencia! Todos y cada uno de los seres humanos podemos contribuir a que estas muertes disminuyan. Compártelo con tus amigos.