Clare O’Neill tuvo que pasar por la experiencia más dura de su vida cuando perdió a su pequeña bebé en manos de los ladrones que la sacaron violentamente de su automóvil.

La amorosa madre no paraba de gritar y de hacer todo lo posible para poder salvar a su pequeña, pero tuvo que pasar casi una hora de terrible angustia sin saber nada sobre el paradero de su bebé.

La bebé tan solo había cumplido sus primeras cuatro semanas de vida

La mujer años había dado a luz recientemente, y justo en día antes había celebrado en su casa junto a sus familiares y amigos para dar la bienvenida a Eliza.

Clare se dirigía a su casa en Birmingham en el momento en que los ladrones bloquearon el paso de su vehículo para poder robarle su auto

El vehículo en cuestión es un Audi S3 valorado en poco más de 400.000 dólares.

En cuestión de segundos le arrancaron las llaves del Audi, pero Clare solo pensaba en proteger a su hija. La pequeña Eliza se encontraba en un asiento para automóviles que sujeta a los bebés a los puestos traseros del vehículo, de modo que no tuvo tiempo para poder sacarla de allí.

Clare actualmente tiene 39 años de edad y Eliza es su primera hija.

A pesar de los desesperados gritos de ayuda de Clare, los maleantes la ignoraron y se dispusieron a robarse el vehículo sin importar que la pequeña siguiera adentro. El instinto maternal de Clare hizo que se aferrara ferozmente al Audi S3, lo único que le importaba era poder salvar a su hija de un incierto destino.

En el momento de robo, Clare estaba regresando a su casa después de hacer compras.

A pesar de que Clare no soltaba el automóvil, los ladrones arrancaron a toda velocidad arrollándola y causándole terribles heridas. Minutos después la pobre Clare se encontraba de rodillas en el suelo desesperada por poder salvar a su bebé.

“Cuando salí vi a una mujer en el suelo, sus rodillas sangraban y también su cabeza… No paraba de llorar histéricamente”.

La policía tardó 15 minutos en llegar al lugar seguida de la ambulancia que se encargó de Clare. A raíz de los golpes que recibió cuando fue arrollada con su propio automóvil, Clare sufrió una fuerte herida en su brazo derecho, un diente roto y una notoria cortada en toda su frente.

Después de unos terribles 45 minutos de agonía sin saber nada sobre el paradero de su bebé, la policía la encontró a pocos kilómetros del lugar del robo. Habían dejado a la bebé en su asiento especial en un centro de salud.

“Agradezco que Eliza esté a salvo, pero los responsables de esto sabían que mi pequeña estaba en el automóvil cuando se lo llevaron. No temieron poner en riesgo la vida de mi bebé para perseguir su avaricia”.

Eliza se encuentra sana y salva y ha logrado reunirse con su madre. La policía todavía no tiene información sobre el paradero del automóvil robado, pero se encuentran realizando acusiosas investigaciones para lograr dar con los culpables.

Los antisociales manejaron siete kilómetros con la niña hasta dejarla en el “Small Heath Health Center”

Daily Mail

Todos los vecinos de la zona se encuentran profundamente conmovidos por la experiencia tan violenta que tuvo que pasar Clare. Actualmente Clare se encuentra con su esposo y su pequeña tratando de recuperarse y de celebrar que siguen con vida.

Te invitamos a compartir esta noticia, esperamos que aparezcan los culpables de tan horrible suceso.