Las redes sociales no solamente nos ofrecen información actualizada de hechos de interés público, y la oportunidad de interactuar con nuestros contactos. También nos regalan entretenimiento, muchas veces a través de anécdotas divertidas que comparten los usuarios.

Tal como la que publicó este joven de 21 años identificado en Twitter como @analKABAO, él compartió la confusión de su abuela y generó miles de reacciones.

El joven de Japón compartió el pasado 5 de julio imágenes de su abuela usando sus juguetes de adulto como si fueran unos calcetines térmicos. Decidió usarlos para calentarse ante las bajas temperaturas, jamás pensó que se trataba de otro producto.

Todo comenzó cuando su adorable abuela le comentó que tomó prestado un par de calcetines de su habitación.

Él fue a su habitación y se sorprendió al ver que ella realmente había tomado algo muy distinto a unos calcetines térmicos de color rosa.

Confesó que dudó sobre si tenía que decirle a su abuela que tenía en sus pies unos juguetes sexuales para que accediera a quitárselos.

Como era de esperarse, el material elástico se quedó adherido a los pies de la abuela de este chico y tuvo muchas dificultades para retirarlos. Él la ayudó para lograr desvestir sus pies de aquellos “calcetines” tan particulares, finalmente pudo conseguir el objetivo en medio de una anécdota memorable.

No podía dejar de grabar ese momento con su teléfono móvil, en el vídeo se escuchan las risas de ambos mientras intentan quitarle los calcetines a la abuela.

Este usuario de Twitter explicó que, aunque sus juguetes no habían sufrido daños prefería no volver a usarlos después de ver a su abuela con ellos puestos en sus pies para calentarse.

Explicó que después de quitárselos, todavía los “calcetines” se conservaban calientes.

Resaltó que no los tiraría a la basura, sino que se los ofrecería a cualquier persona que estuviera interesado en llevárselos.

En solo horas, el tweet de este joven fue compartido más de 200.000 veces, los comentarios no paran de llegar. Debió ser un momento realmente incómodo, pero él lo tomó con humor y decidió difundirlo sin imaginar que le sacaría una sonrisa a miles de personas.

Probablemente su abuela no le quite nada prestado de su habitación por temor a llevarse otra sorpresa similar. Lo mejor es que él no tenga ciertos juguetes de adulto al alcance de nadie para prevenir otro vergonzoso episodio con su familia, aunque después de esto no debería tener nada peor de lo que pueda avergonzarse.

No te vayas sin compartir este divertido incidente en tus redes. ¿Qué harías en el lugar de este nieto?

Te recomendamos