Las escenas horribles del padecimiento de un enfermo terminal, recreadas en un cortometraje pro-eutanasia voluntaria, desde las etapas finales de la vida de un enfermo de cáncer cerebral, serán utilizadas por los activistas del “derecho a morir” en un esfuerzo por legalizar la eutanasia voluntaria.

Un clip tremendamente gráfico de seis minutos de duración, denominado “Stop The Horror”, representa la vida de Greg Sims, de 56 años de edad, para reflejar el dolor insoportable, convulsiones y ataques de rabia que padece desde la cama de un hospital.

Está programado para ser compartido en las redes sociales ante el debate del gobierno de Victoria sobre el suicidio asistido.

El controvertido cortometraje, producido por un grupo llamado Go Gentle Australia, que quiere promover la campaña de una eutanasia voluntaria; ha sido lanzado este miércoles y ha sido considerado inapropiado por la plataforma YouTube.

En el sitio web del cortometraje reza una advertencia de que todos los espectadores deben tener más de 18 años de edad. Luego prosigue:

“Las escenas de esta película se basan en hechos verdaderos. Contiene representaciones gráficas que pueden ser ofensivas o perturbadoras para algunos espectadores”.

Por estas razones, se ha proporcionado un botón de parada en la parte inferior de la pantalla.

Go Gentle Australia pretende promover con esta película el derecho a detener el horror del padecimiento extremo por el sufrimiento de enfermedades terminales, de modo impositivo. Su slogan en su sitio web es:

“Usted puede ayudar a detener el horror en Victoria… No hay alivio del dolor para el sufrimiento, el 75% de los victorianos quieren una Ley de Muerte Asistida Voluntaria…

…Pero no sucederá a menos que usted entre en contacto con su autoridad local y les diga que apoyen la iniciativa. Si quiere esta opción, necesitamos su voz. Tome medidas ahora”.

Los diputados victorianos han estado expuestos a la emotiva película mientras se preparan para ver la legislación del gobierno “Muerte asistida voluntaria” por primera vez en los próximos días.

Se espera que finalicen sus posiciones en el proyecto de ley durante un descanso de tres semanas, antes de presentar sus opiniones morales y éticamente cargadas sobre el tema en las sesiones de octubre.

La campaña se ha diseñadado deliberadamente para que la película sea “imposible de ver” causando tal efecto en los espectadores que se sientan incapaces de verla, por las escenas tan fuertes que presenta, ya que versa sobre el dolor y la desesperación inimaginables.

La película confronta a los espectadores con una narración desgarradora de los verdaderos acontecimientos que rodean la muerte traumática de un hombre.

Margaret Tighe, defensora del derecho a la vida, dijo antes del lanzamiento del video que la imagen de la vida de Sims sin “ningún comentario de los médicos” era “deshonesta”.

“La conclusión de todo esto es que no debes cambiar la ley para dar a un pequeño porcentaje de personas en la comunidad el derecho a que terminen sus vidas porque estás cambiando dramáticamente las leyes sobre el homicidio”, declaró.

Daily Mail

Aquí puedes ver un extracto del cortometraje, y si quieres verlo completo puedes verlo haciendo clic aquí.

No sabemos si los organizadores de la campaña conseguirán el efecto deseado. Lo que es cierto es que se trata de escenas muy fuertes que grafican de un modo dramático una realidad muy dura. Y que en pocos días el destino de la posibilidad de acceder a una muerte asistida voluntaria estará en manos de los legisladores.

Comparte con tus amigos este impresionante video y déjanos saber qué opinas sobre el cortometraje “imposible de ver”.