Lograr que una relación amorosa funcione no es tan fácil, pero el éxito está garantizado si prevalece el respeto y el amor incondicional sobre todas las cosas. Sobre todo, si las personas se esfuerzan por demostrar sus sentimientos al otro con detalles especiales que mantengan vivos los motivos por los que se unieron a pesar del tiempo y las circunstancias.

Simples gestos de afecto pueden marcar la diferencia. Y eso fue lo que quiso intentar Kayla Speers, una joven de 31 años de la ciudad de Iowa, en Estados Unidos al enviarle una sorpresa a su novio.

Kayla mantenía una relación a distancia con su novio desde hace unos 5 meses y vivía a 3 horas de su casa. Según lo que ella sabía él presuntamente estaba concentrado estudiando para presentar sus exámenes finales en la universidad.

Ella quiso tener un gesto romántico y le ordenó un sándwich de Jimmy John’s a su domicilio, pero el repartidor descubrió lo peor al encontrarse con una decepcionante escena.

Kayla, contó su historia de cómo descubrió que su novio la estaba engañando en su cuenta de Twitter. Y todo gracias a un repartidor de comida rápida.

En los tweets dice:

“Cuando estaba haciendo mi pedido al empleado de Jimmy John’s le hice saber que esto era para mi novio que vivía en esa ciudad y que no estaría presente cuando la comida se entregara, ya que estoy a 3 horas de distancia. También le pregunté si estaba bien que él firmara por mí.

El pedido estaba listo y mi novio me había enviado un mensaje de texto un poco antes diciéndome que tomaría una siesta. Así que yo le respondí: “hey, la comida va en camino para ti. Por favor deja propina”. No me respondió nada, así que supuse estaba durmiendo”, escribió en su Twitter.

Más tarde, recibió un mensaje de agradecimiento de su novio y se sintió en paz, sabiendo que todo estaba bien. Sin embargo, su tranquilidad no duró mucho.

Poco después, recibió una llamada del repartidor que hizo la entrega y supuso que tal vez tenía problemas con la tarjeta de crédito. Sin embargo, éste le preguntó si realmente la orden era para su novio. Cuando ella respondió que el hombre al que se le había entregado la comida era efectivamente su novio, vino la revelación de la cruel escena con la que se encontró.

Kayla recibió la noticia que ninguna novia quiere escuchar.

El empleado respondió “Mire, normalmente no hacemos esto, pero creo que le gustaría saberlo”, y agregó: “Cuando nos acercamos a la puerta del apartamento de su novio pudimos ver que él estaba en calzoncillos en el sofá con una mujer desnuda encima de él”.

“Honestamente, fue tan incómodo que solo quería salir de allí, así que le di el sándwich y me fui”, dijo el repartidor de Jimmy John’s.

Kayla sorprendida insistió en hacer algunas preguntas y después de que obtuvo las respuestas, se dio cuenta de que ese hombre era realmente su novio.

Kayla, que trabaja como especialista en ejercicio en West Burlington, Iowa, dijo que estaba muy molesta y confundida cuando escuchó eso.

Tras confirmar el engaño de su pareja, Kayla terminó la relación.

No tuvo más que palabras de agradecimiento con el hombre: “No muchos harían lo que hizo este repartidor, y estoy muy agradecida de que me haya llamado y haya sido honesto sobre la situación”.

Las palabras de apoyo de los cibernautas no se hicieron esperar. Incluso, el restaurante le ofreció atender encantado una ‘fiesta de ruptura’ totalmente gratis, se lee en el tuit.

Michaelbaisden / Metdaan

Y así fue como un servicio de envío de comida a domicilio permitió descubrir un acto infidelidad, que siempre se agradece porque a veces el amor es ciego.

Comparte este caso que ha causado furor en las redes y déjanos saber tu opinión.