Hoy es el día en que gran parte del planeta celebra el día de Halloween, que viene de las palabras All Hallows’ Eve, en español “Víspera de Todos los Santos”. Se trata de una conmemoración cada vez más extendida, especialmente en Estados Unidos e Inglaterra, en que en la noche del 31 de octubre se representa la conocida “Noche de Brujas”.

Pero esto que podría parecer un festejo inofensivo, cada vez llega más lejos y como siempre, los animales tristemente son los que se llevan la peor parte.

Como parte del entorno de la festividad, aunque parezca mentira cada vez prolifera más la práctica de ritos satánicos en esta noche, donde para cumplir con el ceremonial de rendir una ofrenda a Satanás, el Príncipe de las Tinieblas, sacrifican gatos tototalmente blancos o negros, los mismos que son cruelmente degollados para tal fin.

Aunque parece un relato propio de una película de terror, los cierto es que coincide que cercano a esta fecha, en los refugios y protectoras de animales, crecen el número de solicitudes de adopción de gatos negros o blancos.

Y el hecho es extremadamente raro, ya que en otra época del año, precisamente los gatos negros son los menos apetecibles, por aquello de la superstición de la mala suerte.

Los macabros ritos consisten en usar los gatos blancos o negros, sin ninguna mancha y vírgenes, y montar altares donde los felinos son degollados para después rociar con su sangre el lugar y sobre personas para purificarlas.

Normalmente, estos gatos son apetecidos por los miembros de sectas satánicas, que practican estos rituales, y eligen gatos bebés de hasta 6 meses de edad, para así perpetrar el ritual en el que buscan la “pureza del animal”.

Se colocan velas alrededor del altar donde se rocía la sangre del animal; si se celebra un rito para desear el mal alguien, se coloca un número impar de velas; pero si por el contrario, se lo hace para desearle un bien, se coloca un número par.

Ante la impotencia de no poder frenar la adopción de este tipo de animales, sin tener la certeza de la real intención de los que deciden supuestamente darles un hogar, las protectoras de animales en diveros países y en España, han decidido prohibir tajantemente la adpopción de gatos negros y blancos, especialmente alrededor del 31 de octubre. ¡Es una realidad alarmante!

Los mensajes de alerta han empezado a circular por todas las redes sociales, advirtiendo del peligro:

“En estas fechas estamos muy atentos, porque no es una leyenda urbana. Estos rituales existen y desaconsejamos dar gatos en adopción ahora”, explica Esther Cantos, voluntaria y miembro de la junta de Jardinet dels Gats, una protectora de animales en  españa.

Twitter

“También aconsejamos a los propietarios de gatos negros que vayan con mucho cuidado, sobre todo si viven en pueblos y suelen dejarles sueltos. Alguien podrían llevárselo con malas intenciones”, concluye Cantos.


También se ha dado a conocer que esa noche no sólo se sacrifican gatos, sino también perros, gallinas y ovejas, normalmente cuando tienen meses de vida y son vírgenes, según denuncian algunas sitios web de animalistas.

Las organizaciones que defienden los derechos de los animales instan a que si los ciudadanos son testigos de conductas sospechosas, no duden en denunciar los hechos ante las entidades de protección de animales, o en la comisaría más cercana.

Importante

Publicada por Global Defensa Gats en Sábado, 6 de octubre de 2018

No podemos permitir que estos inocentes animales tengan el más oscuro destino por el capricho de una ridícula celebración. Comparte esta alarmante información con todos tus amigos para crear conciencia sobre la importancia de denunciar estos abusos.