Melendi y Julia Nakamatsu se convirtieron en padres por segunda vez el 06 de abril cuando le dieron la bienvenida a su hija Abril. Los felices padres celebraron la llegada de su pequeña hija a su hogar.

Julia suele compartir con frecuencia imágenes de sus experiencias familiares en su perfil de Instagram, donde tiene 31,7 mil seguidores.

El pasado sábado publicó una foto para celebrar el tercer mes de Abril con un conmovedor mensaje.

Quiso felicitar a su hija con unas palabras memorables para ella, que son una valiosa lección de vida:

“Sé feliz porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias se pagan, porque el dolor se supera, porque el amor llega, porque la verdad insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan”, a través de este texto le regala a su hija frases inspiradoras que la ayudarán a enfrentar las adversidades.

Concluye felicitándola por su cumple mes, “Siendo feliz contigo, aprendiendo de ti, superando mis miedos, creciendo juntas. Te amo hija, feliz cumple mes”.

Hace meses Julia y Melendi quisieron compartir con sus seguidores el diagnóstico que recibió su hija, la pequeña sufrió el síndrome del torniquete, una afección que, aunque es común muy pocos saben reconocer.

“Quiero contarlo y hacerlo público a pesar de la culpa que pueda sentir porque quizás puedo alertar a más de una madre. Un simple pelo puede llegar a causar la pérdida del dedo de un bebé”, dijo Julia.

Abril empezó a llorar con desespero de forma repentina y los padres no sabían qué hacer para calmarla, pensaron que tenía hambre o un malestar estomacal.

Cuando le cambiaron el pañal notaron que un pelo le estaba obstruyendo la circulación. Hace referencia a una imagen que publicó en Instagram en la que se aprecia el pelo alrededor del dedo de la pequeña.

“Nos asustamos mucho, pero gracias a Dios fue detectado a tiempo y Abril ya está bien”, concluyó Julia.

El pediatra les recomendó usar crema antibacterial y hacerle masajes a la bebé sin ejercer presión para que los dedos afectados recuperaran sus condiciones normales.

“Si no encuentran la razón por la que su bebé no para de llorar, mírenle los dedos del pie”, resaltó Julia.

Afortunadamente no pasó a mayores, con su testimonio quiere ayudar a otros padres a prevenir un incidente como este que podría poner en riesgo la vida del bebé o causar la amputación de sus dedos.

Los seguidores de la pareja están encantados con las publicaciones de su familia, el mensaje de Julia para su bebé ha llegado al corazón de muchos, no te vayas sin compartirlo.

Te recomendamos