Durante el trabajo a veces suceden cosas insólitas que puede romper la tensa rutina. Y es que no importa si eres profesor de una escuela o un astronauta, en algún momento la normalidad se ve interrumpida por hechos que te dejarán boquiabierto, hasta hacerte sentir inexperto aunque seas todo un profesional en tu rama.

En Nueva York, específicamente en el aeropuerto LaGuardia, ubicado en la localidad de Queens, y que cuenta con solo dos pistas de aterrizaje, es usual que después de un vuelo, los asistentes de estos entreguen el avión y lo dejen en el hangar del aeropuerto.

En el hangar, lugar destinado para el resguardo de las aeronaves, los trabajadores de limpieza y mecánicos entran en acción.

Los mecánicos se aseguran que el avión se encuentre en perfecto estado, mientras que los trabajadores de limpieza asean las cabinas, los asientos y otros ambientes del avión como los baños.

Si bien los baños no son el sitio preferido para hacer la limpieza, lo que encontró el personal de aseo de la aerolínea America Airlines el pasado martes en la mañana, precisamente a las 7:00 horas, los dejó atónitos.

El avión había llegado la noche anterior al aeropuerto LaGuardia y provenía desde Charlotte, una ciudad de Carolina del Norte.

El personal de limpieza encontró en el avión un feto sin señales de vida dentro del baño. Inmediatamente, los trabajadores se comunicaron con los directivos de la aerolínea y con la torre de control del aeropuerto.

Los representantes de American Airlines llegaron a la escena, mientras que la torre de control de La Guardia tuvo que informar un retraso en la terminal B, con la excusa de que se debía por las necesidades médicas de un cliente. Esto se debía a que American Airlines tuvo que iniciar una investigación junto al apoyo de la policía local.

El fiscal del distrito de Queens, afirmó que se encuentran investigación lo sucedido, y al feto le fue asignado un médico forense para que mediante una autopsia logre determinar la causa de su muerte.

“Estamos cooperando activamente con las fuerzas de la ley en su investigación”, ha sido el único comunicado que ha realizado los portavoces de la aerolínea involucrado en el inusual incidente, American Airlines.

Se espera hallar el paradero de la persona que dejó al feto abandonado en el baño del avión para poder cerrar la investigación, y que sea juzgada con la determinación que lo exija el distrito de Queens y el estado de Nueva York.

Este caso es realmente particular y difícil de creer o superar. Sin duda, los trabajadores del aeropuerto de LaGuardia tendrán conversaciones sobre este hecho por mucho tiempo.

Facebook / LGAairport

¿Qué harías si te enfrentaras a una situación similar en tu trabajo? Comparte esta estremecedora noticia.