No hay un momento más importante en la vida de una pareja que darle la bienvenida a su bebé, pero lamentablemente en algunos casos la alegría de la llegada del nuevo miembro de la familia se puede ver empañada por un problema de salud.

Presley y Elías Trejo esperaban con mucha ilusión la llegada de su pequeña hija Emerson que vendría para acompañar a sus dos hijos varones, nació el pasado 25 de julio.

Aunque Emerson solamente vivió unos días dejando el corazón de su familia devastado, la pequeña murió por un virus llamado HSV-1, el del herpes simple. Aunque para las personas adultas contraerlo no representa un grave riesgo, para un niño puede resultar fatal porque su sistema inmunológico es muy frágil.

En medio del dolor la madre de Emerson decidió compartir la dura experiencia que sufre en su perfil de Facebook para advertirle a otros padres sobre el peligro de que sus bebés reciban besos.

“Sé que mi familia y yo hemos estado muy callados sobre lo que le pasó a nuestra dulce nena. No iba a decir nada aún, pero estoy cansada de las especulaciones y es hora de crear conciencia sobre la terrible enfermedad que le quitó la vida a nuestra bebé”, dijo Presley.

“Cuando alguien tiene el virus del herpes en su organismo y besa a un bebé se propaga rápidamente. Puedes incluso tenerlo y no darte cuenta, no se contagia como los resfriados, portas el virus en la saliva y cuando esta tiene contacto con el bebé recorre rápidamente su cuerpo”, agregó la madre.

Relató que primero ataca el cerebro, aparece como si se tratara de meningitis, el virus se aloja en las vértebras y se dirige al cerebro para después propagarse a todos los órganos.

“Sucede tan rápido que ni siquiera te das cuenta de que tu bebé está enfermo. Cuando llevamos a Emerson al hospital, su hígado ya había dejado de funcionar”, relató Presley.

Los riñones de la bebé estaban afectados, sufrió graves convulsiones hasta tener muerte cerebral. El corazón de Emerson dejó de latir y seguía con vida por el efecto de las máquinas, el pasado 6 de agosto la pequeña regresó al cielo.

“Mi hija, carne de mi carne, sangre de mi sangre, creada con todo mi amor…yo era quien tenía que decidir si desconectarla del soporte vital o no”.

“El virus se llevó a Emerson a los 12 días de nacida, la vimos morir muy lentamente y ahora nos espera toda una vida sin tenerla. Todos necesitan saber sobre este virus y el daño que puede hacerles a sus hijos”.

“¡Gente! Dejen de besar bebés que no son suyos y ¡Laven sus manos cuando estén cerca de los recién nacidos! He visto historias sobre bebés que mueren por este mismo virus, pero es algo que jamás imaginas que te puede suceder a ti.

Esta vez me pasó; mis bebés ya no tienen a su hermanita y mi esposo y yo perdimos a nuestra única niña. Los médicos no ven estos casos con tanta frecuencia, pero sí ocurren y cada vez reinciden más.

Nuestro ángel hermoso, que había nacido perfectamente sana y feliz ya no está con nosotros por culpa de un virus con el que la gente debería tener más cuidado. Las fotos que comparto con muy íntimas, pero siéntanse libres de compartirlas y correr la voz para que la gente se informe sobre esa grave enfermedad. Es letal y peligrosa, así que haz tu parte y deja de besar a los bebés que no son tuyos.

Los bebés no se lo merecen, Emerson no se lo merecía, mis hijos no se lo merecían, mi esposo y yo tampoco lo merecíamos; ahora viviremos pensando en el hubiera, porque nunca la veré ir al jardín de niños o graduarse de la escuela, mi esposo no la entregará en el altar el día de su boda y no la veré convertirse en una mejor madre que yo”, aseguró Presley.

Daily Mail

Concluyó su emotivo mensaje diciendo que nunca debieron pasar por esto, que cargará con el nombre de su hija y el amor que le tiene por toda la eternidad.

“Nunca te olvidaré y nunca dejaré de quererte ¡Vuela alto hermosa bebé!”.

Es importante ayudar a estos padres a difundir el mensaje, podemos salvar la vida de otros niños. Un simple beso puede ser extremadamente peligroso, los bebés recién nacido son muy frágiles y vulnerables, debemos tomar estrictas medidas de higiene. ¡Compártelo!