El caso de una perrita hallada encorvada dentro de una sucia y vieja caseta de perro dejó a dos mujeres totalmente consternadas. Ellas fueron sus ángeles enviadas en el momento justo, y lo que sucedió después toca hasta el corazón más duro.

Nunca podremos entender cómo existe tanta indolencia y maldad en contra de estas dulces criaturas capaces de brindar sólo amor desinteresado y fidelidad absoluta hasta las últimas consecuencias.

Sin embargo, lo que estas rescatistas vieron al borde de una carretera en Bali, realmente es la prueba más fehaciente de que la crueldad de los hombres no tiene límites.

Encorvada en su vieja caseta de perro, Lucy perdió casi todo su pelaje

encorvada

Cuando estos ángeles vieron a un perro agachado en una pequeña caseta para perros frente a una villa vacía, no pudieron evitar detenerse. En realidad, no sabían bien en qué condiciones estaba pero al investigar un poco, su corazón se detuvo.

De inmediato, supieron el pésimo estado en que se encontraba. Pero lo que más taladró su alma, fue su profunda mirada de tristeza y derrota.

Se la veía totalmente desnutrida y le faltaba la mayor parte de su pelo debido a la sarna, lo que hacía que su piel se volviera muy escamosa. Además, cada roce sobre su piel dañada le producía un dolor indescriptible.

Le dieron comida y agua, y tuvieron que ser muy amables con la pobrecita para que no se asustara. Pasaron más de una hora ganándose su confianza antes de poder atraparla para llevarla a un lugar seguro.

Para su sorpresa, la cachorrita finalmente confió y una vez que la tomaron en brazos, se mostró de lo más tranquila y serena. Era como si entendiera que al fin estaba a salvo y que esas bondadosas mujeres no eran más que sus ángeles enviados por los que tanto rogó.

Llevaron a Lucy al veterinario, donde se confirmó que tenía sarna y también una infección ocular, que afortunadamente fue fácil de tratar.

Después de eso, la llevaron a casa para que pudieran cuidarla en un ambiente cómodo mientras se curaba tanto física como mentalmente.

La vida de Lucy antes de ser dejada así, en esa caseta mugrienta, a su suerte y en el peor estado, es un absoluto misterio. Pero una sola cosa sí que es segura: los días y años que seguirán para esta dulce criatura, finalmente serán todo lo que se merece y más.

Durante su recuperación, tuvo muchas «primeras veces», como visitar la playa y caminar sobre el césped.

Lucy salió de su caparazón y se volvió muy amigable y cariñosa. Es una perrita a la que le encantan los mimos y le gusta jugar con otros perros. Es por eso aún más desgarrador que una peludita así haya sido arrinconada para encontrar la muerte.

Un mes después de su rescate, era la cachorrita más esponjosa y dulce. Parecía definitivamente otro perro.

Incluso celebró su primer cumpleaños

Así que fue fácil para ella encontrar un hogar para siempre con una pareja amorosa de Washington DC. Ellos son Matt y Brianna, quienes desde el primer instante que vieron una foto, se enamoraron de Lucy.

En este vídeo puedes ver el hermoso viaje de recuperación de esta hermosa perrita a la que le esperaba el peor destino en una caseta:

Gracias a los héroes de @bali.paws@thepaws.co, Lucy pudo viajar desde Bali hasta Estados Unidos, para poder abrazar a sus padres para siempre.

«Creo que, dado todo lo que ha pasado, el hecho de que sea tan dulce, tan cariñosa y confiada en nosotros es simplemente milagroso», dijo Brianna.

Lucy se instaló en su nuevo hogar muy rápidamente y se unió de inmediato a sus nuevos padres. Ella está viviendo la vida y es malcriada todos los días. Su transformación es absolutamente increíble.

Mira cómo vive ahora:

Nos encantan los finales felices y éste no podría ser mejor. Enhorabuena, Lucy, disfruta de tu nuevo hogar. Es lo mínimo que mereces después de un pasado de tanto descuido y desamor.