Los futbolistas de los grandes clubes no han pasado desapercibidos en los últimos días. Especialmente porque les gusta presumir de sus vacaciones en lujosos yates, playas exclusivas y pagando cifras exorbitantes en restaurantes con los mejores chefs.

Así como Sergio Ramos y Pilar Rubio, que causaron conmoción al pagar casi 1,000 euros por un chuletón bañado en oro, que comieron en Dubái.

futbolista

El delantero del Atlético de Madrid, Matheus Cunha, de 23 años, también ha presumido sus vacaciones en sus historias de Instagram, pero en lugar de causar revuelo ha tocado millones de corazones.

Y es que, el futbolista de Brasil, de orígenes muy humildes, no se ha olvidado de dónde viene.

Es por eso que lejos de lo que es habitual entre los astros del fútbol, ha decidido volver a su tierra para visitar la humilde casa de su mamá, donde ha disfrutado de una deliciosa sopa de fideos.

Nada como volver a casa por la comida de mamá

Con camiseta de tirantes, y hasta ayudando en la cocina, muy lejos de los lujos a los que están habituados los futbolistas de su entorno, Cunha fue grabado y difundió el vídeo del momento que enamora a tantos.

Matheus Cunha forma parte de la plantilla de uno de los equipos más importantes de España y el mundo

Solo para hacernos una idea, el Atlético de Madrid pagó 30 millones de euros al Hertha Berlín por su fichaje, y su sueldo ronda los 200 mil euros al mes y 2.5 millones de euros al año.

El futbolista del Atlético de Madrid conmueve a todos por no olvidarse de sus orígenes humildes

Las escenas tuvieron lugar en el domicilio donde los padres de Cunha lo criaron con mucho esfuerzo, por eso él no ha dudado en ir a visitarlos e incluso fregar los platos en la cocina.

Un gesto que ha cautivado por completo a sus más de 700 mil seguidores en Instagram, ya que ha demostrado que a pesar de ser una estrella internacional de fútbol, no tiene ningún problema en mostrar de dónde procede y que si está donde está es gracias a sus padres.

Mira en el vídeo a continuación cómo fueron sus vacaciones en casa de mamá:

«Eso es humildad, no olvida en dónde vivió su infancia y juventud, no se avergüenza de su humilde morada y no presume como otros tantos, más orgulloso se siente de demostrar en dónde vivió antes de demostrar lo que hoy en día tiene», dijo una internauta.

Definitivamente, Matheus Cunha no conoce el «postureo». En el vídeo se lo puede ver en actitud natural saboreando la sopa que su mamá con tanto amor le ha preparado.

«Fue maravilloso estar con ustedes, siempre estarán en mi corazón», escribió.

Se trata de uno de sus platos favoritos, por lo que su madre se esmeró para que su hijo lo disfrutara tanto como cuando era pequeño. Incluso protagoniza un divertido momento cuando al llevarse la primera cucharada a la boca se quema, causando la risa de todos.

Muchos aplauden la sencillez del futbolista por haber elegido un destino mucho menos común y ostentoso para sus vacaciones que el resto de jugadores. Y es que, en ningún lugar se puede estar mejor que con mamá.

Sin embargo, otros lo señalan: «Si tiene tanto dinero por qué no le compra otra casa más digna a su mamá»,  «Si tanto la quiere, mínimo otra cocina», «Si yo fuera él me la llevo a vivir conmigo para que no pase necesidades».

También trascendió que durante esos días aprovechó para jugar fútbol con los niños de escasos recursos del barrio, que tanto lo admiran. Además de pasar momentos de sana diversión junto a sus amigos de la infancia.

Matheus Cunga no sólo es un jugador cotizado y gran promesa del fútbol, sino que se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, donde fue el atacante titular.

Gestos así realmente nos emocionan, ojalá que otros futbolistas lo imitaran en esa sencillez para disfrutar de lo verdaderamente importante y no avergonzarse de sus raíces.