Diciembre, mes de grandes ocasiones para compartir con la familia y los amigos. Y por qué no, de celebrar en grande la marcha del año que termina y la bienvenida al nuevo año que comienza. Y son muchas las personas, que en medio de la euforia de las fiestas, disfrutan lanzando petardos al aire. Pero la algarabía del momento nos puede hacer olvidar que puede haber seres muy afectados, ¡los más indefensos!… los animales.

Es así como Dani Rovira, el conocido actor y amante y defensor a ultranza de los derechos de los animales, que en más de una ocasión se ha valido de las redes sociales para levantar la voz en pro de los que no la tienen, ahora lo ha hecho para denunciar públicamente un alarmante hecho.

Era conocido por todos que el actor, además de encargarse personalmente de rescatar animales y liderar acciones puntuales en su defensa, tenía a su cargo dos hermosas mascotas, Buyo y Carapapa, con las que se lo ha podido ver disfrutando en su tiempo libre.

Pero en una reciente publicación que Rovira ha hecho en su cuenta de Instagram, el actor ha compartido la triste historia de su perro Buyo, y el auténtico pánico por el que atraviesa, como muchos otros perros, cuando escucha reventar petardos.

Su mensaje tiene al momento más de 40.000 likes y ha sido compartido por cientos de usuarios en Instagram.

“Si supierais el miedo que nos da, no tiraríais petardos”, escribe Rovira junto a una foto de su perro.

“Antes de ayer casi le da algo a #Buyo en la calle mientras lo paseaba. Si le pasa estando suelto en un parque, seguramente hubiera huido despavorido, con lo peligroso que puede ser eso para él y para cualquiera”, empieza el mensaje de Rovira.

El mensaje fue publicado el 25 de diciembre, y al parecer, el pobre Buyo pasó la peor experiencia al pasear junto a su dueño, como de costumbre:

“Cuando llegué a casa se puso a temblar, a jadear, hiperventilar e incluso vomitó”, comenta el actor en su publicación.

“Algo deja de ser divertido en el momento en el que puede causar un trauma o herir a un ser vivo”, reflexiona Rovira.

“Probad a jugar al pilla pilla, a las estampas, a leer un libro o a cualquier cosa que no haga daño. Es una petición que hacemos los que amamos a los animales, una petición hacia los niños y sus padres”, suplica el actor al final de su mensaje.

El mensaje que ha tenido una gran aceptación en su red social, ha tenido una serie de reacciones y comentarios.

El usuario andresbr2 comentó: “Mis dos perras, tiemblan cuando los tiran… el otro día, tiraron cerca de mi casa unos 3 o 4 petardos de los gordos, y temblaron de miedo y tenían el pulso acelerado… en una de éstas, no te extrañes que les pueda dar un infarto. La venta está prohibida en muchos sitios… pero aún así, lo seguirán vendiendo y tirando. Espero que algún día esto cambie”.

Por su parte, la usuaria luciachavez41, respondía: “Vivo cerca de una pirotecnia, aquí la gente es muy aficionada a los malditos petardos que sufrimos durante todo el año, imaginen en Navidad. Ayer mi perro salió despavorido al oír uno de los muchos en este 25 de diciembre. Estuvimos 4 horas buscándolo, temiendo q algún coche podría haberlo atropellado. Pasamos mucho miedo. Por favor más control de la maldita pirotecnia”.

Las leyes sobre el lanzamiento de petardos se norman conforme a lo establecido por cada municipio o localidad, lo que dificulta un mejor control. Sin embargo, es de conocimiento general que la Policía Municipal, y los servicios de emergencia normalmente son requeridos por llamadas de auxilio por accidentes por petardos, especialmente en Nochebuena y Nochevieja.

De hecho, esta Nochebuena solamente en Madrid la Policía tuvo que atender 63 avisos de emergencia por tal motivo.

Instagram / Dani Rovira

Y aunque las normas vigentes relacionadas con la pirotecnia prohíben “cualquier acto que pueda molestar a los transeúntes”, los abusos siguen existiendo y hasta que no sucedan tragedias relacionadas con la propia familia, se convierte en una amenaza difícil de detenerla por completo.

Esperemos que la denuncia pública de estos hechos ayude a que las personas tomen conciencia de los graves efectos de la pirotecnia. ¡Comparte esta noticia con tus amigos!