En muchos países se siguen presentando y celebrando ‘espectáculos’ pertenecientes a la cultura de la tauromaquia, algunos de los países donde más seguidores tienen este tipo de fiestas son en España y México; en esas presentaciones los toros son heridos con diferentes armas, pero en otras ocasiones el toro se defiende de tales abusos y puede herir al torero e incluso provocarle la muerte.

El pasado primero de enero en la Plaza de Toros de Santa María de Querétaro, en México, presentaron la llamada “Primera Novillada del Año” y todo marchaba con normalidad hasta que el quinto novillo de la jornada hizo presencia, después de unos minutos en la plaza, el animal embistió al torero.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS.

Se trataba de un joven de 21 años que se llama Francisco Martínez y poco a poco ha logrado tener una gran fanaticada; al momento de ser lanzado por los aires, la reacción del público fue estremecedora.

Martínez cayó de cabeza y quedó en el suelo sin lograr levantarse mientras el novillo seguía rondando en el lugar de forma agresiva.

Varios miembros de la cuadrilla salieron a la plaza para lograr de calmar al toro, pero otra persona más salió a la ayuda a Francisco y fue su hermano Felipe.

Felipe es el hermano mayor de Francisco y al ver la situación de su hermano se lanzó a la arena sin importar que el toro estuviese allí para proteger a su hermano de otro ataque del toro.

De hecho, segundos después el toro se volvió contra Francisco, pero Felipe fue quien recibió el golpe y lo arrastró varios metros.

No me lo pensé, estaba muy preocupado porque el golpe había sido terrible. Los banderilleros le habían quitado al novillo de encima ya, pero de pronto hizo de nuevo por él y decidí protegerle por lo que esperé el golpe”, cuenta Felipe.

El chico fue llevado al Hospital y determinaron que tiene una falange rota más un fuerte traumatismo costal, pero Francisco dice con seguridad que “lo volvería a hacer porque el toreo me ha enseñado que hay momentos en la vida en los que tienes que entregar todo por lo que más amas”.

Las fotos fueron captadas por Emilio Méndez y un vídeo desde otro ángulo por Pepe Báez, las imágenes demuestran la fuerte caída que tuvo el joven y lo tensa que estuvo la plaza de toros mientras Francisco estaba tendido en el suelo sin lograr moverse.

ABC / El Mundo

Hasta ahora, los jóvenes consideran que esto fue solo parte de la experiencia y no dejaría su “pasión” que además le genera ingresos económicos que le permite costear sus estudios.

La familia Martínez es fanática de la tauromaquia y saben que esto es un riesgo que se corre, pero según ellos “merece la pena entregarse a esta vocación”.

Esta noticia demuestra la valentía y fuerza que se produce desde el amor y la familia. ¿Qué opinas de estos ‘espectáculos’. ¡Comparte y comenta esta noticia!