Muchas mujeres tienen la ilusión de llegar al altar junto al hombre de su vida, lamentablemente la alegría de Jessica Padget se empañó por una tragedia cuando se aproximaba su boda.

Ella no pudo cumplir su sueño porque un fatal accidente acabó con la vida de su prometido Kendall Murphy, de 27 años, un bombero que fue asesinado por un colega, Colby Blake en noviembre de 2017 quien conducía con un nivel de alcohol en la sangre que duplicaba la cantidad permitida.

Cuando llegó el día en el que sería su boda ella se vistió de novia y se fotografió junto a las botas de su prometido, su lápida y su equipo de lucha contra incendios.

Con una sesión fotográfica y en compañía de sus seres queridos quiso rendirle un emotivo homenaje al amor de su vida. En las imágenes se puede ver a Jessica de rodillas frente a la lápida de Kendall, quien era bombero en Montgomery, Indiana y falleció cuando su compañero impactó su vehículo contra tres coches tras recibir una llamada.

El responsable del siniestro salió ileso, pero lamentablemente Kendall no logró sobrevivir a las graves lesiones que sufrió.

Las imágenes han conmovido al mundo, junto a las botas de Kendall había una nota que decía: “Jessica, no importa cuál sea tu camino, siempre estoy contigo. Amor, tu ángel guardián, Kendall James”.

Los miembros de la familia que estaban presentes consolaron a Jessica mientras se preparaba para la sesión fotográfica.

Las fotos fueron tomadas por Loving Life Photography, desde que las compartieron en su página de Facebook han sido compartidas por miles de personas.

La fotógrafa comentó sobre el trabajo realizado: “Ella hizo que la mirada rota se viera hermosa, fuerte e invencible. Caminó con el Universo sobre sus hombros y lo hizo parecer un par de alas”.

La dama de honor de la boda y el padrino ofrecieron un discurso dedicado a la memoria de Kendall y encendieron lámparas de papel sobre la tumba para elevar sus mensajes al cielo.

El triste testimonio de Jessica sirve para crear conciencia sobre infringir la ley y conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas.

El día del trágico accidente, Kendall había llegado al lugar donde rescatarían a un hombre atrapado en su auto después de recibir la llamada de emergencia cuando estacionó su vehículo y salió para sacar sus equipos de trabajo del asiento trasero.

Cuando sacaba su ropa y equipos de seguridad fue impactado por el vehículo de su colega.

La Asociación de Bomberos Caídos se pronunció al respecto, “Kendall tenía el corazón de un verdadero servidor y una personalidad cautivadora que iluminaría cualquier habitación. Su ingenio haría reír a cualquiera y lo haría hacer amigos en poco tiempo”.

La familia de Kendall y Jessica asistieron al Monumento Nacional de los Bomberos en Emmitsburg, Maryland para rendirle un homenaje.

Jessica escribió en su Facebook: “¡Qué emocionante, increíble fin de semana fue este!, esta fundación no solo honró a mi Kendall, sino que también nos acogió como familia”.

Kendall se unió al cuerpo de bomberos para seguir los pasos de su padre y de su abuelo.

Daily Mail

Es muy lamentable que su vida se haya apagado tan pronto dejando tanto dolor en el corazón de su familia. Compartamos un mensaje de solidaridad.