Un nuevo caso de racismo salió a la luz pública después de que el vídeo se publicara el Facebook, el hecho sucedió en Atlanta, Estados Unidos. Una mujer llamó al 911 después de que vio a un hombre de color cuidando a dos niños en la conocida tienda por departamentos: Walmart.

El hombre identificado como Corey Lewis estaba buscando en su auto a los hijos de unos amigos suyos cuando una patrulla de policía interceptó un auto para explicar el parentesco que tenía con los menores.

Él estaba trasladando el pasado domingo a una niña de 10 años y a su hermano de 6 años cuando una mujer se acercó a él en el estacionamiento de la tienda y pidió conversar con la niña para asegurarse de que se encontraba bien.

This lady from Walmart harassed, followed, & called the cops on me. ALL because I’m black and have 2 white kids with me. 💔💔 #Inspired By Lewis

Publicada por Corey Lewis en Domingo, 7 de octubre de 2018

Corey rechazó la petición, así que ella decidió seguirlo hasta su casa y llamar a la policía para asegurarse de que los niños se encontraban bien y no estaban en peligro bajo el cuidado de Corey.

Todos los prejuicios de la mujer surgieron porque Corey era de color, ahora ella ha sido acusada de racismo por llamar a la policía para investigar al hombre porque asumió que por su raza los menores que lo acompañaban podrían estar en riesgo.

La noticia se hizo viral en las redes y muchos han condenado la acción de la mujer contra Corey, quien filmó la escena y la transmitió a través de Facebook Live.

“Estoy bien cuidando niños, tengo dos niños en el asiento trasero conmigo, acabamos de venir de Subway y Walmart”, dijo Corey.

En el vídeo agregó: “Esta señora me está siguiendo porque tengo dos niños en el asiento trasero que no se parecen a mí. Pide ver a la niña para preguntarle si ella sabe quién soy”.

Mientras grababa mantuvo la cámara enfocada en el auto de la mujer para comprobar que lo seguía y esperaba que se desplazara. Comentó: “Veo que esta dama no se mueve, todo porque tengo dos niños blancos conmigo”.

“Esta señora ha dicho que va a llamar a la policía. Es una locura, es 2018 y tengo que lidiar con esto. No puedo salir con dos niños que no se parecen a mí sin que sea extraño. Ya ven esta dama no se mueve, me está acosando”, agregó Corey.

Cuando él regresó a su casa filmó la conversación que mantuvo con el oficial de policía del condado de Cobb, la mujer había llamado a emergencias para que revisaran a los niños.

Ante la pregunta del oficial que quería saber si los pequeños estaban bien, Corey respondió: “¿Están bien los niños? ¿Por qué no estarían bien? Nadie grita, nadie grita, nadie intenta huir”.

Después el oficial pidió conversar con los menores y la pequeña salió del auto y le explicó que Corey los estaba cuidando. “Nos está cuidando a los niños”, dijo la niña.

Le explicó al oficial que fueron a un parque de juegos antes de ir a cenar a Subway juntos ese día, y agregó que la mujer comenzó a seguirlos.

Corey explicó que dirige un programa de tutoría de menores, incluso tenía una camiseta que anunciaba el nombre de su negocio. “Trabajo con niños cada día, incluso en mis días de descanso”, comentó.

El policía le explicó a Corey que estaba respondiendo al llamado que recibió y le preguntó por qué estaba grabando lo que ocurría, Corey respondió que estaba dejando que el mundo supiera lo que sucedía.

Finalmente, el agente llamó a los padres de los pequeños identificados como David Parker y Dana Mango. Ambos confirmaron que sus hijos asistían al programa de tutorías de Lewis y que habían acordado que cuidaría a los niños.

El programa de Corey está inspirado en brindar oportunidades a los jóvenes con desafíos sociales que puedan ser vulnerables. Su organización lucha por promover la regulación emocional de los menores, construir su autoestima y darles las herramientas necesarias para desarrollarse plenos, saludables y felices superando las adversidades que han tenido que enfrentar.

Daily Mail

Corey se dedica a trabajar con estudiantes que padecen trastornos emocionales y de conducta, jóvenes que no tienen hogar, niños que han sido adoptados. En general, atienden los casos donde los menores son más propensos a ser víctimas de maltrato o violaciones de sus derechos.

El caso de racismo ha causado polémica en las redes, miles de personas condenan la reacción de la mujer que acusó a Corey solo por su color de piel. Compártelo.