Todos los empleados de una empresa mexicana de construcción abandonaron su lugar de trabajo cuando uno de sus compañeros fue despedido por racismo.

El incidente ocurrió el pasado 01 de agosto en un nuevo depósito que se construía para UPS en Indianápolis, los trabajadores abandonaron las instalaciones de la empresa en solidaridad con el empleado.

Los empleados tomaron esa medida como una huelga en represalia contra uno de sus jefes que fue acusado de racismo.

El directivo de la empresa despidió a un número reducido de trabajadores por no acatar las órdenes.

Pero después de que la fuerza mexicana de la empresa se enterara del incidente, aproximadamente un centenar de empleados abandonó las instalaciones y cerró la operación.

Antonie Dangerfield, es un trabajador de 30 años que se desempeñaba como soldador bajo una contratista diferente, y grabó el vídeo del momento en el que los empleados abandonan la empresa.

El vídeo se hizo viral, fue visto por millones de personas alrededor del mundo y se propagó rápidamente en las redes sociales.

Él se consagró como un héroe por haber publicado el vídeo, pero anunció que fue despedido por haberlo hecho. Le ofrecieron 250 dólares para que eliminara la publicación, pero como ya se había hecho tan popular se negó.

Antoine expresó su admiración por los trabajadores mexicanos que se unieron en solidaridad con sus compañeros. Relató que aproximadamente cinco o seis trabajadores fueron despedidos por un coordinador de seguridad de la empresa por haberse negado a traducir una reunión.

ladbible

“Había un jefe racista, siempre se metía con aquel que no fuera blanco. Los hispanos solo debían mantenerse fuera de su camino”.

Ante la decisión del despido, todos los compañeros decidieron apoyarlo: “Nah tenemos familias e hijos, no vamos a dejar que estos tipos simplemente hagan lo que sea. Entonces tomaron una posición”.

Un grupo de personas creó una campaña de recolección de fondos en GoFundMe para ayudar a Antoine en vista de que injustamente perdió su empleo. ¡Comparte esta noticia!