Annabel Goldsmith, de 15 años, perdió la vida en la localidad de Somerset en Inglaterra en una granja de la familia mientras disfrutaba unos días de vacaciones.

La adolescente es hija de Ben Goldsmith y Kate Rothschild, dos de las familias más ricas y poderosas del Reino Unido que trabajan en la industria de la banca.

El pasado lunes 08 de julio la joven conducía un quad, una moto de cuatro ruedas, cuando colisionó dentro de la granja, los servicios de emergencia acudieron al lugar con helicópteros y ambulancias, pero no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Según los informes, la joven falleció en el acto al ser aplastada por el vehículo. Trascendió que estaba acompañada por otra persona, una amiga de la adolescente, pero no se conocen detalles de su estado de salud.

No se han podido conocer las causas del accidente, Annabel perdió el control de la moto, esta se volcó y ella quedó atrapada debajo con lesiones muy graves.

La trágica noticia ha causado conmoción en Gran Bretaña, Annabel era la heredera de dos dinastías que poseen una fortuna de más de 330 millones de euros.

Annabel deja a dos hermanos: Frank de 13 años e Issac, de 11, quienes se encontraban en la granja al momento del accidente, pero no sufrieron ninguna lesión.

Los padres de la adolescente, Ben Goldsmith y Kate Rothschild, estaban divorciados desde el año 2012. Kate ese mismo año comenzó una relación con el rapero estadounidense Jay Electronica y Ben decidió rehacer su vida junto a Jemima Jones con quien tuvo otros dos hijos.

La adolescente fallecida era la hija mayor de Ben y Kate, estudiaba en el internado Wycombe Abbey, el director del centro educativo expresó sus condolencias a través de un comunicado.

“Era una estudiante amable y cariñosa que adoraba su escuela y a sus amigas, se comportó de manera impecable. Es una tragedia que nos ha quitado a una niña tan talentosa y vivaz”, dijo James Hooke, director del colegio, para rendirle un homenaje.

No es la primera vez que una poderosa familia británica recibe un duro golpe, recientemente, el pasado 21 de abril, el empresario multimillonario Anders Holch Povlsen, accionista mayoritario de la marca de ropa y complementos ASOS perdió a tres de sus cuatro hijos durante las vacaciones.

El mayor terrateniente del Reino Unido disfrutaba con su familia en un hotel de lujo en Sri Lanka cuando fueron afectados por la cadena de atentados producidos en el lugar contra iglesias y complejos turísticos.

Compartamos un mensaje de solidaridad con la familia en un momento tan duro.

Te recomendamos