El pasado lunes 8 de julio falleció la campeona de judo holandesa Kim Akker después de que se produjera una explosión en la vivienda donde se alojaba en Playa del Carmen, México.

La joven de 22 años fue campeona nacional de judo en los Países Bajos en tres oportunidades, durante su viaje a México se hospedó en una vivienda de alquiler turístico en Playa del Carmen, en Quintana Roo.

La casa está exactamente ubicada en el fraccionamiento Selva Nova, sobre Paseos del Mayab, repentinamente explotó la estructura a causa de una fuga de gas.

La explosión causó heridas superficiales a personas que estaban alrededor de la vivienda, todas fueron atendidas en el lugar de los hechos.

De acuerdo con la información de las autoridades del municipio de Solidaridad, el tanque de combustible causó la explosión. A Kim la trasladaron de inmediato al Hospital General.

Sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en todo su cuerpo, a pesar de que estuvo durante varias horas en estado de coma falleció el lunes a las 2:59 en el hospital.

Kim viajó a México por motivos de trabajo y vacacionales, optó por alquilar una casa a través de la plataforma Airbnb. Sus familiares realizan los trámites para identificar el cuerpo e iniciar las gestiones para la repatriación.

Uno de los familiares de Kim informó que la joven atleta estaba en México desde el pasado 13 de marzo.

La Federación Internacional de Judo publicó un mensaje lamentando lo sucedido, y resaltó que Kim logró el mejor reconocimiento de su carrera en el Abierto de Europa en Glasgow en 2016 y se retiró en 2017 por sufrir lesiones en las rodillas.

Laura Beristain, la alcaldesa del municipio Solidaridad, donde murió Kim, informó que trabajan para regular el buen funcionamiento de las viviendas de alquiler que ofrece la plataforma.

“Lo estamos haciendo en conjunto con la Secretaría de Turismo, Marisol Vanegas Pérez y Ernesto Bartolucci, Director de Turismo. Todos nuestros colegas también están interesados en participar, así como otras instituciones como la Cruz Roja”, resaltó.

“Todos queremos un lugar seguro ya que la seguridad es un problema de todos”, concluyó la alcaldesa.

Las autoridades continúan investigando el caso para establecer las implicaciones de los propietarios de la vivienda. Este lamentable suceso que pudo prevenirse acabó con la vida de una joven que tenía un prometedor futuro.

Sus familiares, amigos y el mundo del judo lloran la injusta partida de Kim, compartamos nuestras condolencias.

Te recomendamos