Leticia Sabater es una presentadora de televisión, cantante, actriz de teatro y cine, e icono de la cultura pop española, para muchos. Sin embargo, con el pasar de los años, tras incursionar en programas tipo reality shows y con su propia carrera artística, ha decidido dar una imagen muy lejana a la que conocieron muchos jóvenes de ahora cuando eran niños y a quien seguían por sus programas infantiles.

Nunca se ha librado de las críticas tanto por sus provocativos videos y sus canciones llenas de contenido sexual explícito, así como por las múltiples cirugías estéticas a las que se ha sometido para mantenerse joven y bella, a sus 52 años de edad.

Ha sido invitada en varias ocasiones a programas como «No le digas a mamá que trabajo en la tele», de la cadena Cuatro, «Otra movida», en Neox y ahora último, en «Sálvame Deluxe», de la cadena Telecinco.

Ha sido precisamente en un programa de Sálvame Deluxe transmitido hace un mes, en el que tras 90 días de su recuperación después de una invasiva cirugía estética, ha decidido salir al público y mostrar su cuerpo «operado», del cual confiesa sentirse enamorada.

Lo ha hecho con el sólo fin de convertirse en la Madonna española.

A la cantante le ha supuesto la inversión de 15.000 euros conseguir esos abdominales marcados que adora, pero que resultan totalmente grotescos para otros

La cirugía ha consistido en quitarle la grasa del abdomen, para perfilar el vientre, y lo sobrante ponérselo en las nalgas, así como en los brazos para marcar los bíceps.

“Estoy enamorada de mi nuevo cuerpo. Me lo miro todo el día», ha dicho Leticia y no ha tenido problema en confesar que no ve le día de estrenar su cuerpo tras no haber tenido relaciones íntimas durante todo el tiempo que duró su recuperación.

Una imagen del resultado de la operación inmediatamente después de ser realizada ha causado el impacto de muchos.

«En la foto está todo muy hinchado y la piel no está pegada al músculo», aclaró Leticia durante el programa ante el asombro de las moderadoras que fueron sinceras con ella y le dieron su opinión.

Muchos les han dicho que si haría dieta y se cuidara, no le habría hecho falta conseguir esa imagen de «mujer musculada a base de bisturí», pero a ella no parece importarle.

La presentadora y cantante no tuvo problemas en irse desprendiendo de su bata negra y mostrar cada milímetro de su piel y revelar los detalles de su cirugía.

«Me he quitado la grasa del monte de venus y me he puesto 300 gramos de grasa en el culito», confiesa.

Mientras que los moderadores del programa no podían dar crédito al horrible resultado. «Es antiestético, me da igual que sea tu grasa o la de tu vecino», le dijeron.

Esta es la entrevista completa que dio en Sálvame Deluxe. ¡Prepárate!

Déjanos saber qué opinas del impactante cambio de Leticia Sabater con su nueva figura musculosa a base de bisturí. ¡Compártelo!

Te recomendamos