Tafida Rageeb, de 5 años, sufrió una lesión cerebral inesperadamente conocida como MAV en febrero. Permanece ingresada en el Hospital Royal London, los médicos les dijeron a sus padres que no hay esperanzas de que la niña se recupere.

Shelina Begum, madre de la niña, de 39 años y su esposo Mohammed Rageeb, de 45 años, aseguran que han consultado con otros médicos que les han dicho que Tafida sí puede mejorar en pocos meses.

Un grupo de médicos en Italia, se ofrecieron a ayudarla, solicitan el derecho de trasladar a la niña de manera privada a un hospital de ese país.

Los padres de la niña enviaron una carta al fideicomiso del hospital e intentaron presentar una revisión judicial ante el Tribunal Supremo para pedirles a los jueces que obliguen al hospital a dejar que la niña sea trasladada a Italia para recibir otro tratamiento.

“Estamos desesperados y solo queremos salvar a nuestra hija. No tiene muerte cerebral, ha mostrado signos de progreso, como abrir los ojos y mover las extremidades”, dijo la madre de Tafida.

Los padres de la menor quieren recibir la autorización del hospital donde ella permanece ingresada para poder trasladarla a Italia y que pueda tener la oportunidad de vivir que tanto necesita.

“Se nos rompe el corazón cuando nos dicen que no se le permite salir del hospital, solo queremos intentarlo”, dijo Shelina.

Aseguran que su Tafida está luchando por vivir, ellos también tienen que apoyarla.

La pequeña estaba cursando su primer año en la escuela primaria en Newham, al este de Londres, el pasado 9 de febrero un vaso sanguíneo de su cerebro explotó mientras dormía.

La trasladaron al hospital de niños de Great Ormond Street, pero finalmente se desviaron al Hospital de King’s College donde un equipo de conocidos cirujanos la intervino quirúrgicamente.

En abril, la trasladaron al hospital Royal London, donde permanece ingresada.

Un vocero del hospital declaró ante los medios de comunicación:

“Este es un caso muy triste, por el cual estamos en contacto cercano con la familia para ofrecer nuestro apoyo. Nuestros médicos han determinado en discusión con otros expertos que aplicar a Tafida un tratamiento adicional sería inútil.

“Estamos comprometidos con la familia para asegurarnos de defender los derechos de ellos niños, recomendamos retirar el soporte vital y brindarle a la niña cuidados paliativos”, agregó.

Trascendió que el hospital italiano informó que no tenían otro tratamiento distinto qué ofrecerle a la niña, pero le aseguran a los padres mantenerla con vida el tiempo que sea necesario.

Los padres de Tafida se aferran a la esperanza de regresar a casa junto a su valiente hija, compártelo.

Te recomendamos