El amor de una madre es incomparable, en cualquier especie se hace presente para demostrar que, la mayoría, está dispuesta a lo que sea para velar por el bienestar de sus hijos.

¿Hasta dónde podría llegar la abnegación de una perrita por sus cachorros? Pues la historia de Hinsoona es realmente sorprendente y conmovedora.

Una rescatista de perros llamada Karlee fue alertada de una situación irregular por parte de algunos amigos, que tenían información sobre una camada de cachorros que vivía debajo de una pila de madera en un sitio donde se llevaba a cabo una construcción y que estaba en proceso de ser demolido.

Los cachorros estaban viviendo debajo de una pila de escombros y madera

Los lugareños habían intentado sacar a los cachorros, pero estaban muy asustados. Así que Karlee se dispuso a ayudar y colocó algo de comida y agua para atraerlos.

Los cachorros finalmente comenzaron a salir, ¡y pudieron atrapar hasta el último de ellos! Pero tendrían que regresar durante los próximos días para intentar encontrar a su madre.

Desconfiada, la madre no se aproximaba a los humanos

Karlee realmente estaba dispuesta a reunir a esta familia. No le importó esperar a la madre de los cachorros durante horas con tal de dar con su paradero para poder darle un final feliz a esta familia que había sufrido una experiencia tan triste.

Iba hasta el lugar de la construcción dos o tres veces en un día, ¡incluso permanecía allí hasta la medianoche solo para tener noticias de la perrita!

La historia de Hinsoona nos demuestra hasta dónde puede llegar el amor de una madre por sus crías

Cuando por fin la vieron, estaba aún más asustada que sus cachorros. La perrita era demasiado desconfiada para dejarse atrapar así como si nada, sin embargo era evidente su angustia, de verdad ansiaba reunirse con sus pequeños.

Un miembro de la comunidad que estaba consciente de la situación de la familia de perros que además alimentaba a la madre, tuvo la idea perfecta para intentar capturar a la perrita.

Karlee no podía creer que la perrita realmente estuviera siguiendo al camión con tanta devoción

madre

Él le aseguró a Karlee que la perrita iría a todos lados detrás de sus cachorros, así que idearon un plan que al principio a la rescatista le pareció descabellado, pero… ¿Qué perdían con intentarlo?

Así que el hombre cargó a los cachorros en su camioneta y comenzó el viaje de 10 minutos hasta la casa de Karlee. El sujeto circulaba realmente muy lento y con muchísima prudencia y apenas la perrita notó que se estaban llevando a sus pequeños, actuó en consecuencia con abnegación y valentía.

La madre, Hinsoona, y sus cachorros, finalmente en el patio de Karlee, ¡juntos y a salvo!

¡Mamá siguió al camión que se llevaba a sus cachorros todo el camino! Karlee no podía creer tanta abnegación y tanto amor.

Hicieron el viaje muy despacio con paradas frecuentes durante el trayecto de varios kilómetros para darle descanso a la madre y darle a tomar un poco de agua, pero al final funcionó.

Pronto Hinsoona aprendió a confiar en los seres humanos

Finalmente, en casa, comenzaría el siguiente proceso por ganarse la confianza de Hinsoona, para hacerla sentir bien en su nuevo hogar temporal.

La madre tardaría aproximadamente una semana en sentirse lo suficientemente cómoda como para entrar y compartir con los humanos. Pero cuando lo hizo, ¡estaba feliz de relajarse con sus pequeños!

Ahora, junto a los otros perros residentes, son una verdadera familia feliz

Esto solo demuestra la voluntad de una madre de hacer lo que sea necesario por sus cachorros. Aplaudimos la labor de los héroes que la ayudaron e hicieron posible este emotivo reencuentro.