Otra boda real ha enamorado a millones de los amantes de la familia real británica. Se trata del enlace matrimonial de la princesa Eugenia de York con Jack Brooksbank, con quien llevaba 8 años de relación.

La ceremonia tuvo lugar en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, el mismo lugar donde Harry y Meghan se casaron

La princesa Eugenia eligió un vestido diseñado por Peter Pilotto y Christopher De Vos, quienes fundaron el sello británico Peter Pilotto, en Londres en 2007.

Era un vestido de mangas largas bordado a mano, con un corte sobrio y elegante, propio de la realeza.

La princesa decidió no llevar velo, pero en su lugar llevaba una hermosa tiara prestada por su abuela la reina Isabel II.

La princesa Eugenia fue fotografiada sonriendo en todo momento, se notaba ciertamente que era el día más feliz de su vida.

Un detalle que llamó la atención entre los asistentes fue la espalda descubierta de la novia que dejaba ver la cicatriz de la princesa, a raíz de una intervención quirúrgica por escoliosis diagnosticada cuando tenía 12 años.

Una boda ante la que muchos se mantuvieron a la expectativa de las celebridades que asistirían.

Entre los 850 invitados se pudo ver a Robbie Williams, Naomi Campbell y Demi Moore, entre muchos otros más. Además del cantante puertorriqueño Ricky Martin.

La princesa Beatrice fue la dama de honor y lucía elegante con una falda de traje azul real cuando llegó a la boda de su hermana menor

Pero algo que sin duda todos esperaban era ver llegar a los duques de Sussex y a los duques de Cambridge.

Un detalle que ha enamorado a millones es que William y Kate fueron fotografiados tomados de la mano durante la ceremonia, mientras conversaban con Harry y Meghan.

¡Una escena que delata que su amor permanece vivo!

¿De qué se reirían tanto los hermanos y sus parejas?

Meghan Markle no podía faltar con un elegante vestido del mismo diseñador de su vestido de novia, una pieza Givenchy.

Y Kate Middleton acertó del mismo modo eligiendo a la misma casa que creó su vestido de novia, para esta ocasión eligió un Alexander McQueen, junto a un tocado de red en un color frambuesa a juego con todo su outfit.

William, Kate, Harry y Meghan se sentaron juntos en la ceremonia religiosa

Un factor con el que no contaron fue el viento, que hizo de las suyas

El inevitable viento, el enemigo de las invitadas

Otro momento que enamoró a los amantes de los duques de Sussex

Meghan Markle, la indiscutible duquesa con estilo: sobria, elegante, guapa, sonriente…

La pareja de casados ha disfrutado de una recepción por la tarde en el interior del Salón de San Jorge del Castillo de Windsor, organizada por la Reina, donde los invitados disfrutaron del aperitivo y el pastel de bodas.

En medio de los discursos conmovedores que lograron derramar lágrimas entre los asistentes, el duque de York rompió con la tradición real para darle un abrazo a su nuevo yerno frente a la Reina.

Por su parte, el novio conmovió a todos los invitados con un emotivo discurso hacia su nueva esposa:

“Iluminas mi vida y me haces sentir completo”, dijo Jack Brooksbank.

Los recién casados ​​compartieron un beso después de casarse frente a los invitados

Daily Mail

Este es el momento en que William, Kate, Harry y Meghan llegan a la boda real:

Nos encantan las bodas, pero no hay duda de que las reales tienen su especial encanto. No dejes de compartir las emotivas imágenes con tus amigos.