Meghan Markle cumplió dos meses como duquesa de Sussex, desde el pasado 19 de mayo tras contraer matrimonio con el príncipe Harry se convirtió en el centro de atención de sus seguidores y de los medios de comunicación.

Durante su primera aparición en público captó todas las miradas, a la actriz estadounidense no la ha resultado tan fácil adaptarse al protocolo de la familia real británica, tuvo que cambiar muchos hábitos de su vida para regirse por las normas establecidas por la monarquía.

Desde hace quince días no aparecía públicamente, pero se presentó ante en el partido de polo de Sentebale, la fundación del Príncipe.

Prince Harry And Meghan Markle Kiss At Polo Match

The Duke and Duchess of Sussex share a kiss following Prince Harry’s win at a charity polo match in Windsor

Publicada por ET Canada en Jueves, 26 de julio de 2018

El príncipe Harry el deportista argentino Nacho Figueiras estaban en la cancha mientras Meghan permanecía junto a Delfina Blaquier, la esposa del argentino animándolos. Meghan se mostró entusiasmada en todo momento, expresó su orgullo por la premiación que recibió su esposo mientras Nacho le hacía entrega del trofeo.

Los duques de Sussex demostraron en público su cariño como lo haría cualquier pareja, a pesar de que no está bien visto que intercambien demostraciones de afecto por ser parte de la realeza.

La familia real británica establece en sus normas protocolares que las parejas no deben tener gestos de amor ante el público.

Pero eso pareció no importarles a Meghan ni a Harry que incluso se besaron en la premiación del evento.

Las escenas han sorprendido a todos causando revuelo en las redes, muchos han comentado que el romántico beso rompió con el estricto protocolo de la corona.
Meghan es guiada de forma permanente por Amy Picherill, una ex oficial de prensa del

Palacio de Kensington para poder adaptarse a su nuevo estilo de vida. Aunque le ha costado un poco ajustarse a las normas, sobre todo a las concernientes al vestuario.

Después de asistir a un evento de la agenda real con los hombros descubiertos en contra de las normas, ahora ha optado por otro estilo al estilo de los años 50, con mangas cortas y una falda midi de la firma de Carolina Herrera.

Tenía el cabello recogido y un maquillaje sobrio muy natural.

Pero en esta oportunidad lo que ha llamado la atención no ha sido la apariencia de Meghan sino el romántico beso de la pareja que ha cautivado a muchos.

Ellos han decidido romper los esquemas y demostrarle al mundo que el amor y la sencillez son sus virtudes más importantes.

Daily Mail

¿Qué te parece? ¡No te vayas sin compartir este emblemático e inolvidable beso!