La Policía Nacional de Valladolid ha detenido a una mujer de 27 años de edad después de que el pasado 27 de junio un perro de su propiedad perdiera la vida a causa de la ola de calor.

El pobre animal permaneció atado en un balcón a pleno sol del medio día, y a pesar de los esfuerzos de los efectivos de la Policía y del Cuerpo de Bomberos, cuando accedieron a rescatarlo lamentablemente ya había fallecido.

Los hechos sucedieron en el barrio de las Delicias, en Valladolid (España)

La dueña del canino es la autora material del hecho y se enfrenta a cargos de negligencia grave.

La Policía de Valladolid dio a conocer los hechos a través de su cuenta de Twitter, para crear conciencia en la ciudadanía que la ola de calor también afecta a los animales, y faltas de responsabilidad por parte de dueños mascotas hasta el punto de cargar con vidas inocentes, es inadmisible.

«Que tenga siempre agua, evita pasearle en las horas centrales, no lo dejes en el coche…
Ayer intervinimos con un perro que se encontraba en una terraza a pleno sol al medio día.
Desafortunadamente, cuando accedimos a rescatarlo había fallecido», escribieron en Twitter junto a la desgarradora imagen del rescate fallido.

Con la ayuda de un veterinario se comprobó que el perro tenía microchip y que pertenecía a la mujer que vivía en el departamento.

Se estableció como causa del deceso: “asfixia causada por la torsión de la correa con la que estaba atado”.

Pero además, existe el agravante del golpe de calor por estar expuesto al sol en una terraza sin protección a elevadas temperaturas, según informó la Policía en un comunicado.

La mujer fue detenida por las acusaciones de negligencia grave en su contra, pero informaron que después fue puesta en libertad debido a su estado de salud.

Cuando los agentes de la Policía Municipal intentaron rescatar al perro, llamaron en diversas ocasiones a la vivienda, pero nadie les abrió. Fue entonces cuando alertaron al Cuerpo de Bomberos del suceso, quienes se presentaron de inmediato en el lugar de los hechos. Y con la ayuda de una escalera mecánica lograron acceder al balcón, sólo para constatar el fallecimiento del animal.

El perrito perdió la vida en uno de los días de mayor temperatura de la ola de calor, llegando a 37 grados bajo la sombra.

Tras conocerse el suceso muchos ciudadanos se han indignado de que hayan liberado a esta mujer sin compasión ni escrúpulos. No se sabe exactamente qué problemas de salud tenga para que no la hayan retenido, pero es preciso que estos actos repudiables no queden impunes. 

¡Comparte esta noticia para crear conciencia! No podemos permitir que una vida inocente animal más sea cobrada, ellos también sienten y sufren.

Te recomendamos