Una lamentable noticia acaba de dar a conocer la Policía Local de Lepe, Huelva (España), en su página oficial.

Se trata de un perrito pequeño que perdió la vida a causa de que sus irresponsables dueños lo mantuvieron sin agua ni comida en la azotea de una vivienda bajo el inclemente sol del verano. Tras las denuncias respectivas de una protectora de animales, cuando los agentes se presentaron en el domicilio, ya era demasiado tarde, el pobre animal había fallecido.

El pequeño no va a sufrir más tantos malos tratos, pero la buena noticia es que gracias a la implicación de la Protectora de Animales Luz de Laura y al trabajo de los agentes, la mujer de 36 años ha sido denunciada y se enfrenta a un grave delito de maltrato animal.

El animalito llevaba varios días sin probar alimento ni agua y expuesto a elevadas temperaturas

«En la tarde de ayer sábado, la asociación “La Luz de Laura”, nos participó la presencia de un perro de raza pequeña que llevaba varios días sin comida ni bebida en una azotea y que, probablemente, estuviera fallecido por causa del extremo calor reinante», escribió La Policía Local de Lepe.

Los agentes entraron a la vivienda para comprobar el estado del perro. «Para «sorpresa” de la dueña del perro, éste se encontraba ya fallecido y espontáneamente manifestó que llevaba más de una semana sin subir a la azotea y que era un hijo quien se encargaba de asistirlo«, reveló la Policía.

 

Se presentaron diligencias ante el juzgado y la desalmada identificada como A.C.E.S., se enfrentará la justicia. Además de la negligencia culpable por la muerte del animal, deberá justificar la situación de constante maltrato por no tenerlo debidamente identificado y asistido sanitariamente.

Las redes no tardaron en reaccionar.

«Qué imagen más dura. No tenía ni agua, ni comida, la dueña dice no subo hace 6 días, este animal nunca lo cuidó, ni cartilla veterinaria tiene… PIDO POR FAVOR A TODOS QUE LOS ANIMALES NO SON PARA LOS PATIOS», dijo categóricamente otra persona.

Otra más implacable manifestó: «Te deseo para ti y tu hijo que todo el dolor que habéis causado a este perrito,se os sea multiplicado por infinito. Que todas vuestras carnes no dejen de doleros y que bebáis agua y el agua sea sal para los dos. Decretado está decretado queda».

Mientras que la Protectora también tuvo un mensaje contundente para todos los pobladores de Lepe:

«PIDO AL PUEBLO DE LEPE QUE SE DENUNCIEN ESTOS CASOS. No más sufrimiento hacia los animales. Gracias a la ayuda de estos agentes, todo fue más fácil. Es duro conocer y ver que no todo el mundo cuida a sus animales. Este pobre animal no fue afortunado con la familia que tenía», escribió la protectora en su última publicación.

Es desgarrador que un perrito haya perdido así de injustamente la vida, todo por culpa de sus miserables dueños. Comparte para celebrar que al menos tendrán que pagar por ello.

Te recomendamos