El que dos niñas lloren desconsoladas es de lo más desolador de ver. Es la escena que los oficiales de la Oficina del Sheriff del Condado de Bexar, en San Antonio, Texas, tuvieron que presenciar.

Y desde que difundieron las imágenes de lo que sucedió, han hecho derramar lágrimas en el mundo entero.

Los hechos se remontan a 6 meses atrás, cuando un perrito realmente consentido y amado por sus hermanitas, no fue capaz de encontrar su camino a casa.

El perrito de nombre Max pasó 60 eternos días perdidos, dejando a sus pequeñas humanas devastadas

Los padres de las niñas estaban también desolados, sobre todo al ver el sufrimiento de sus hijas, que no concebían un solo día más sin su amado Max.

La familia puso absolutamente todos los medios a su alcance para dar con el rastro del perro, pero nada parecía dar resultado. Lo que les llevó a pensar que quizás fue robado, o que peor aún, fue atropellado por algún conductor imprudente. Quedaba claro que sería muy difícil recuperarlo.

Sin embargo, mantenían un hilo de esperanza. Y un cartel con la información y la foto del perrito se comenzó a difundir masivamente en las calles y en las redes sociales.

«Hola, ¿me has visto? me llamo max… Él es súper amigable, es un perro mixto y muy calmado y dulce. Él es de color bronceado blanquecino. La última vez fue visto el 18 de mayo por la piscina, cerca de Binz Engleman Road», decía parte del cartel.

Cuando todo parecía perdido, el oficial Pérez, de la Oficina del Sheriff del Condado de Bexar, recibió una llamada sobre un perro encontrado deambulando por un vecindario local.

En ese momento, por suerte, Pérez recordó un volante de un perro perdido que había estado circulando por la delegación de policía. Así que cuando acudió al lugar para rescatar al perro que deambulaba por la calle, ¡Oh, sorpresa! En realidad, era Max, el perrito del cartel, no había duda.

Pérez, muy feliz de haberlo encontrado, llamó de inmediato a la familia, para confirmar que de verdad fuera su perro, y pronto se dio la tan esperada y conmovedora reunión.

Nadie entiende cómo Max aguantó tanto tiempo solito en las calles, dado que era un perrito de familia, que no tenía idea de cómo defenderse ante los peligros.

Pero lo importante es que ahora estaba de regreso. Lo que los oficiales no esperaban fue la reacción que tendrían sus hermanitas humanas al abrazar finalmente a Max.

Las niñas lloraron desconsoladas ante Pérez cuando les entregó personalmente el perrito en sus brazos.desconsoladas

Lo que vivió la Oficina del Sheriff de Bexar fue tan emocionante, que no dudaron en publicar las imágenes del momento en sus redes, logrando conmover a miles de personas.

«Max y los miembros de su familia se reunieron y, como se puede ver en los rostros de las niñas, no podrían estar mejor”.¡Gracias al oficial Pérez por facilitar este reencuentro!, escribieron en la publicación que se hizo viral, siendo compartida casi 2.000 veces.

«¡Ver las caras de estas niñas es invaluable!. Estas pequeñas criaturas han tocado nuestros corazones. Gracias al oficial de policía Pérez por devolver a su hijo a la casa. ¡Mucho amor para ti!», escribió un internauta.

El pequeño Max ahora está seguro y feliz junto a sus hermanitas humanas gracias a la excelente gestión de Pérez y al buen samaritano que hizo la llamada al verlo deambulando en el vecindario.

Y es que, los perros son parte de la familia, por eso cuando desaparecen, es realmente desgarrador.

«Necesitamos ver aún más historias de autoridades que lo hagan tan bien como este policía que fue un ángel. Esto calienta mi corazón», dijo otra persona.

Nos alegramos de que Max ya no tenga que pasar penurias buscando qué comer en la calle y peor aún, echando de menos a su familia. Ojalá que ahora le pongan un microchip y pueda disfrutar más años junto a sus hermanitas que lo adoran.

ENTRADAS POPULARES