Un grandioso gesto de solidaridad ha copado las páginas de los diarios y las redes sociales en Argentina, después de que pequeños de 7 años de un equipo de rugby decidieran acompañar a su compañero con cáncer.

Los pequeños pertenecen al Equipo Pulguitas del Mendoza Rugby Club, y de propia iniciativa, al ver que su compañero había perdido todo su cabello tras una quimioterapia, decidieron tener el gesto más noble de todos: raparse la cabeza para solidarizarse con Mateo.

Mateo Catracchia es el hijo del entrenador, y su familia ha tenido que atravesar la dura batalla del cáncer del pequeño, que tiene que someterse a quimioterapias, que lo dejan con las defensas reducidas y con las consabidas pérdidas de cabello.

Pero para sus amigos eso no puede ser una condición para que Mateo se sienta menos, todo lo contrario. Para hacérselo más fácil, si ya van siempre uniformados a los partidos, pues ahora irían totalmente iguales, sin cabello todos.

La acción solidaria de los pequeños no pudo menos que ser celebrada en las redes sociales del Club y muchos medios se hicieron eco del gran gesto, reconociendo que estaban dando una gran lección al mundo.

“Un enorme gesto de los chicos de las pulguitas que se raparon para acompañar en su tratamiento a Mateo Catracchia, jugador e hijo del entrenador @cesarcatracchia. Todo el club los apoya y acompaña!! #fuerzamateo !!!”, escribieron en la cuenta de Twitter del club.

Por su parte, Federico Saayavedra, presidente de la entidad se encargó de asegurar que fue una acto totalmente voluntario de los niños:

“Son niños de 7 años que tomaron espontáneamente la decisión y nos han dado una gran lección. Son los valores que tiene el rugby, que es convivencia”, dijo Saayavedra.

Un enorme gesto de los chicos de las pulguitas que se raparon para acompañar en su tratamiento a Mateo Catracchia,…

Publicada por Mendoza Rugby Club en Miércoles, 31 de octubre de 2018

Diversas imágenes de los pequeños con su cabeza rapada fueron compartidas en las redes sociales. Y miles de usuarios no tardaron en aplaudir su gesto y reconocer los valores del deporte que practican los niños, que para muchos muy pocos conocen.

“¡¡¡Fuerza Mateo !!! Qué grandes esos amigos que lo bancan”, dijo un usuario. “Nuestras oraciones para Mateo y su familia. Hermoso gesto de los pequeños!”, escribió una madre de otro de los niños del equipo.

“¡¡¡Que noble gesto!!!”. “Hermosos, vamos Mateo que juntos se puede, qué orgullo de ver a esos pequeños hombres bancando al amigo. Esto es Rugby“, escribió otro seguidor del club.

Twitter

Sin duda, una gran muestra de solidaridad que va más allá de las palabras. Un gesto que demuestra que por un amigo se hace lo que sea, hasta raparse la cabeza. Esperamos que esta sencillez de los pequeños perdure con el tiempo y que Mateo pueda recuperarse del todo de su enfermedad.

Es una gran lección que han dado al mundo, no dejes de compartirla con todos tus amigos y enviemos un mensaje de solidaridad hacia el pequeño Mateo y su familia.