A los ojos de casi todos los padres del mundo, sus hijos son verdaderos genios. Pero en el caso de los padres de Ophelia Morgan-Dew esto es una realidad.

Esta pequeña tiene apenas tres años de edad, pero desde que tenía ocho meses su padres comenzaron a notar señales muy claras de que se trataba de una niña mucho más inteligente que el promedio.

“Comenzó a decir colores, letras y números muy temprano en comparación con los otros niños”.

Para sus padres lo principal es que Ophelia tenga una vida normal de una niña de 3 años, que disfrute su infancia y el tiempo jugando con sus amigos y familiares. Pero no podían dejar de notar que se trataba de una niña verdaderamente especial, así que buscaron ayuda para saber cómo apoyarla.

Con tan solo dos años Ophelia ya sabía recitar el abecedario.

Fue entonces cuando Ophelia fue sometida a la prueba Stanford-Binet, con la cual se logra determinar el coeficiente intelectual en los niños a partir de los dos años. Esta prueba se concentra en las habilidades lógicas y verbales de los niños; así como también en su conciencia espacial.

“Realmente queríamos saber cómo podríamos ayudarla”.

Cuando los resultados se supieron todos quedaron atónitos. La pequeña había obtenido 171 puntos, lo cual es un número mucho más alto que el promedio de las personas. Se calcula que las personas promedio poseen un coeficiente intelectual entre 85 y 115. Pero lo más impresionante es que la astuta Ophelia también superó el coeficiente intelectual de importantes genios de la historia.

El coeficiente intelectual no mide los conocimientos sino la capacidad de asociación de las personas.

Albert Einstein y Stephen Hawking nunca se sometieron a una prueba que evaluara su coeficiente intelectual, pero los expertos indican que su inteligencia se encontraba a la altura de 140 puntos. El hecho de que esta pequeña se convierta en una promesa del futuro, puede cambiar por completo su vida, pero los padres están enfocados en que siga teniendo una vida normal.

“Estaré orgullosa de Ophelia sin importar qué decida hacer, sólo queremos que esté sana y feliz”.

BBC

Todos los que conocen a la dulce niña quedan impactados con su inteligencia. La pequeña es capaz de recordar con claridad sucesos de antes de tener un año de edad, y es capaz de seguir una conversación y desarrollar sus propias ideas de manera mucho más clara que cualquier niño.

Ophelia es la persona más joven en formar parte de MENSA, una sociedad para superdotados.

3-year-old with IQ of 171

'We had no idea our child would be gifted'Mum and dad of 3-year-old Ophelia Morgan-Dew – who has an IQ higher than the renowned physicist Stephen Hawking – say they are definitely not pushy parents.Full story: https://bbc.in/2PeIaby

Publicada por Victoria Derbyshire en Jueves, 16 de agosto de 2018

Esperamos que la linda Ophelia logre tener una vida llena de aprendizaje y diversión, y que a pesar de ser una asombrosa promesa del futuro, pueda disfrutar cada etapa de su vida.

Te invitamos a compartir la historia de esta asombrosa niña para apoyarla.