Imágenes impactantes de un padre rompiendo el parabrisas y la ventana lateral del auto de su ex mujer han sido difundidas en las redes sociales. Y una ola de ira se ha desatado al ver la incivilizada forma que ha tenido este hombre para recuperar a su hija y llevársela a la fuerza del asiento trasero del vehículo.

El video muestra el violento altercado que se presume tuvo lugar en un aparcamiento de la ciudad de Naberezhnye Chelny, en la República de Tatarstán, en el centro de Rusia.

Un amigo de la madre, que está sentado en el asiento del pasajero, es quien procedió a grabar el insólito momento en que el enfurecido padre trataba de evitar que la madre de la pequeña avanzara en el vehículo con su hija a bordo.

Al inicio de la grabación se puede ver al hombre frente al vehículo primero con un gesto irónico e incluso riéndose de la escena, para después pasar a golpear violentamente con el puño el parabrisas.

La madre, por su parte, le grita repetidamente que se vaya. Pero el obstinado hombre le insiste:

“¡No me iré, abre la puerta!”

El hombre saca un objeto del bolsillo de su pantalón y empieza a arremeter violentamente contra el parabrisas cuando la mujer enciende el vehículo e intenta alejarse.

La niña pequeña es víctima de la escena violenta protagonizada por sus padres y rompe a llorar desde el asiento trasero. Se pueden oír los gritos desesperados de la pequeña, asustada evidentemente por los golpes que ha dado su padre.

Se puede ver al hombre destrozando la ventana lateral y abriendo la puerta trasera antes de tomar a su hija en brazos y llevársela a la fuerza.

Es realmente insólita la reacción impávida de la madre, que sólo observa sumisa ante la violencia de su ex pareja.

Según los medios locales, los ex cónyuges han estado involucrados en una batalla por la custodia durante algún tiempo y han tenido problemas para llegar a un acuerdo pacífico. Pero este incidente en concreto no fue reportado a la policía.

Al parecer, según la legislación rusa, la custodia parental igualitaria es poco común y, por lo general, es a la madre a quien se le concede la custodia de los hijos, excepto en los casos en los que haya evidencia de que el niño podría estar expuesto a violencia doméstica y abuso.

Youtube

Es verdaderamente indignante que sean los pequeños quienes sufran las consecuencias de las faltas de entendimiento de los adultos y quienes se lleven la peor parte en este tipo de altercados. Pero nada, absolutamente nada, justifica la violencia y que los pequeños crezcan en ese entorno que seguramente les traerá trastornos en el futuro.

¡No te vayas sin compartir esta noticia con tus amigos!