Para una perrita anciana y fiel, que está a punto de cruzar el arcoíris, nada puede ser tan devastador como la sola idea de pensar que pudiera partir sin despedirse de su amada dueña por última vez.

Y es que son muy pocas las vidas tan complicadas como la de los soldados. Especialmente por el tiempo que se ven obligados a permanecer lejos de su hogar, y con el desasosiego de saber si volverán con vida para contarlo.

Estos héroes sin capa, no sólo echan de menos a sus parejas y a sus hijos, sino que para quienes tienen mascotas y los aman de verdad, tener que separarse de sus hijos peludos, es una de las pruebas más difíciles.

A veces pueden pasar años hasta que logran abrazar de nuevo a sus consentidos.

perrita

Lo más triste de esa dura separación es que a veces los animalitos extrañan tanto a sus humanos que se deprimen, atravesando un cuadro emocional crónico realmente desgarrador.

Ese fue el drama por el que atravesó la soldado Hannah Foraker, quien protagonizó un emotivo reencuentro con su perrita Buddy, en un video que se ha vuelto totalmente viral.

Ciertamente, en la red existen innumerables videos de reencuentros entre dueños y mascotas, y no podemos dejar de sorprendernos de lo maravillosos que son. Pero lo que vivió la devastada golden retriever junto a su amada dueña, definitivamente calentará tu corazón.

Buddy es una golden retriever de 13 años que pasó la totalidad de su tiempo en la tierra junto a su mejor amiga Hannah. Pero cuando la joven cumplió 21 años, se alistó en el ejército y se fue a un entrenamiento básico en Oklahoma.

A Hannah definitivamente le dolió el corazón cuando tuvo que despedirse de su peluda amiga y su caballo, Derby. Estuvo alejada de casa por varios meses, y una de las cosas que más ilusión le hacía, y lo que la hacía permanecer firme sin dejar de luchar por su vida, era volver a abrazar a Buddy.

Entonces, cuando Hannah regresó a casa por Navidad después de estar ausente en el entrenamiento básico durante tres meses, no podía esperar a ver a Buddy. Y la hermosa y fiel Buddy, como era lógico, apenas pudo contener su felicidad y emoción cuando volvió a ver a Hannah.

Como ya es ancianita, la perrita sufre de artritis y está sordita

Hannah y Buddy han estado juntas desde que la peluda era una cachorrita. Y a pesar de su sordera, eso no fue obstáculo para tener la reacción más hermosa.

En el momento en que ve a Hannah después de tres meses de separación, entierra la cabeza en el regazo de su amiga y comienza a llorar de felicidad. Por supuesto, que Hannah estaba demasiado conmovida y comenzó a acariciarla para consolarla, tratando de no romperse por completo.

Al principio, Buddy no se percató de su presencia, pero apenas notó que Hannah había vuelto al hogar, comenzó a llorar de una manera terriblemente conmovedora y se lanzó sobre ella con un amor indescriptible.

“Abrimos la puerta de entrada y ella salió corriendo y nos saludó a mí ya mi familia, pero luego volvió a mirarme”, dijo Hannah.

El video que muestra el reencuentro de Hannah y Buddy no ha dejado indiferente a nadie. Acumula millones de visualizaciones y una ola de comentarios de todos los internautas emocionados.

A Buddy le quedaba muy poco para cruzar el puente del arcoíris, así que es una gran alegría que vuelva a estar al lado de su dueña tras tanto tiempo separadas. ¡La espera valió la pena!

La historia de Buddy es un recordatorio de que no importa cuánto tiempo estemos ausentes, nuestras mascotas nos demostrarán ese afecto incondicional y maravilloso que caracteriza a los animales.

Mira el emotivo reencuentro de Buddy con Hannah en el video a continuación:

Este es un video verdaderamente maravilloso y conmovedor. ¿Alguna vez habías sido testigo de una reacción así? ¡No merecemos los perros!