Los perros Gran Pirineo llaman la atención por donde quiera que vayan. Su esponjoso y blanco pelaje los hace irresistibles. Pero lo que nadie imagina es que un perro de ese enorme tamaño se atreva nada menos que a hacer autostop.

Eleanor Donahue, de Estados Unidos, conducía hacia la casa de su novia cuando pasó por una farmacia Walgreens de su localidad. Aunque la farmacia estaba cerrada, un cliente impaciente y de lo más inesperado, se lo vio divagando por el estacionamiento.

La perrita Gran Pirineo decidió hacer autostop y saltar de inmediato al asiento

Gran Pirineo

La situación era totalmente surrealista y Eleanor comentó al respecto:

«Vi a este Gran Pirineo trotando por la calle, y esperaba ver a alguien corriendo detrás de ella, pero no había nadie más en la calle. La perrita se desvió hacia el estacionamiento, así que la seguí y la llamé, diciéndole: ‘¡Oye, cachorro, ven aquí!'»

La enorme peluda esponjosa no dudó un segundo en acercarse al auto de Eleanor. De inmediato, la mujer se intimidó por su gran tamaño, pero después se sintió aliviada al ver que a pesar de ser tan grandulona, era el animalito más amigable, indefenso y adorable que hubiera conocido jamás.

“Salí del auto y ella simplemente se subió. Afortunadamente, estaba encantada consigo misma por subirse a mi auto y babeaba sobre mí», agregó Eleanor.

Por suerte, a la buena mujer se le ocurrió examinar a la perrita y no tardó en descubrir que llevaba un collar con una etiqueta que decía «Luna». Eleanor llamó al número que figuraba en su plaquita, y se quedó muy sorprendida cuando del otro lado del teléfono estaban unos dueños desesperados buscando a su mascota.

Los padres de Luna se sintieron claramente aliviados al saber que alguien había encontrado a su bebé. 

“Ellos dijeron, ‘¿Dónde estás?’ y dije: ‘Estoy en el estacionamiento de Walgreens’. Y pude escucharlos decir en voz baja: ‘Uf, a ella le encanta ese maldito Walgreens'», relató la mujer.

Resulta que esa no era la primera vez que Luna hacía de las suyas y se escapaba sigilosamente de su hogar para visitar una farmacia Wallgreens.

La farmacia es el lugar favorito de Luna en el mundo.

«Ella ama a la gente, y siempre hay gente ahí. Una vez, llegó al vestíbulo antes de que mi esposo la atrapara. Y está justo al lado de Magnificent Muffin, que significa gente y comida», relató la dueña de Luna, a los medios.

Y es que los perros Gran Pirineo o perros de montaña de los Pirineos son animalitos acostumbrados al exterior.  Son las criaturas más leales y valientes, y se caracterizan por ser muy independientes, tremendamente pacientes con niños y de carácter muy bonachón.

Debido a que necesitan hacer ejercicio y emprender largas caminatas, se debe tener en cuenta su instinto aventurero que no conoce límites, debido a que llega a escaparse de su hogar para explorar otros lados. Es una de las razones porque esta raza es de las más extraviadas en Estados Unidos, debido a su comportamiento aventurero pero testarudo.

Ahí la causa por la que Luna es una escapista profesional

Los padres de Luna vinieron rápidamente para recogerla y ella estaba muy feliz de volver con los suyos.

En cuanto a Donahue, estuvo encantada de hacer un breve desvío para ayudar al cachorro descarriado. “Pienso con cariño en la baba de mi sudadera”, dijo Eleanor, entre risas.

Lo bueno de esta dulce historia es que si Luna vuelve a desaparecer, sabrán exactamente dónde encontrarla. Sus dueños la comprenden y la aman, sólo estarán más atentos para que la próxima vez no corra peligro.