Dejar a la suerte a un perro es de las cosas más viles que deberían ser castigadas sin contemplaciones. Ahora, abandonarlo premeditadamente y en medio de la nada, como para que nunca nadie lo encuentre, es algo que sólo un corazón podrido y oscuro es capaz de cometer.

Cuando Ruth Thomas-Coxon, una oficial de rescate de animales de La Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, en Inglaterra (RSPCA), por sus siglas en inglés; recibió una llamada de alguien que vio a un perro acurrucado en un bosque al costado de la carretera, inmediatamente tomó cartas en el asunto.

El perro dejado a la peor de las suertes en medio bosque rogaba que alguien lo notara

perro

La oficial condujo para investigar, y cuando llegó, lo que vio. definitivamente le rompió el corazón.

«El perro de color bronceado estaba bastante débil y flaco, y extremadamente asustado», dijo Thomas-Coxon en un comunicado de prensa. «Cuando lo vi allí acurrucado rodeado de hiedra, fue un espectáculo lamentable».

El pobre perro, al que más tarde llamaron Bang Bang, estaba realmente confundido y parecía que rogaba con todas sus fuerzas que alguien se diera cuenta de que estaba ahí, necesitado de ayuda.

Lo más seguro es que lo hubieran abandonado premeditadamente. Y era difícil saber exactamente cuánto tiempo había estado allí por su cuenta, solo y con un destino incierto.

Lamentablemente, una de sus patas traseras estaba hinchada. Y estaba tan delgadito que suplicaba desesperadamente una buena comida. Aunque la escena era deprimente, Thomas-Coxon, confesó estar muy contenta de que alguien lo hubiera visto para que ella pudiera conseguirle la ayuda que tanto necesitaba.

Bang Bang fue acogido por el Great Ayton Animal Center de la RSPCA

Allí, el personal rápidamente se dispuso a atender su pierna y otras lesiones. Descubrieron que tenía un microchip, pero cuando llamaron al número, la familia dijo que lo habían vendido unas semanas antes. Eso sólo confirmaba la teoría de que fue abandonado como quien se deshace de un mueble viejo.

“Es desgarrador pensar en lo que tuvo que pasar, ahora que el clima se ha estado deteriorando. Estoy muy feliz de que ahora esté a salvo, reciba la atención que necesita y pronto pueda comenzar su búsqueda de un nuevo hogar amoroso», dijo la oficial.

Aunque Bang Bang definitivamente estaba asustado cuando fue rescatado por primera vez, rápidamente comenzó a acercarse a sus rescatadores. Estaba tan feliz de estar finalmente en un lugar seguro con personas que tenían tanto amor para dar, que no dudó en confiar y mostrar su hermosa y burbujeante personalidad.

«Bang Bang está muy bien y su pierna está mejorando todos los días», dijo Olivia Duffill, subdirectora del Great Ayton Animal Center, en un comunicado de prensa.

“Ha comenzado a soportar peso en la pierna, así que es una gran noticia. Es un perro tan hermoso y de naturaleza encantadora, y le encantan los mimos y pasar tiempo con nuestro personal», agregó Olivia.

Bang Bang está progresando todos los días, y todos en el refugio están muy emocionados de comenzar el proceso de encontrarle el hogar perfecto para siempre.

«Una vez que Bang Bang se haya recuperado de su lesión en la pierna y haya sido evaluado por completo, comenzaremos a buscar un nuevo hogar amoroso para él, y no creo que nos tome mucho tiempo. Es un perro tan fabuloso y será un maravilloso regalo para la familia adecuada», concluyó Olivia.

Es difícil de creer que conociendo la verdadera personalidad de este hermoso perrito, su supuesta familia haya sido capaz de un acto tan desalmado y ruin. Ojalá que Bang Bang llegue a las mejores manos, donde nunca más le rompan el corazón de esa manera.