La Fiscalía de Córdoba, España, ha solicitado dos años tras las rejas para el dueño de los perros que permanecieron encerrados en su auto aparcado cuando el termómetro marcaba 43 grados centígrados.

Los hechos tuvieron lugar en agosto de 2017, en la Avenida Conde de Vallellano.

El hombre ha sido acusado por un hecho continuado de malos tratos a sus animales, después de que los inocentes perros fallecieran al interior del vehículo. El sujeto transportaba en su vehículo a 10 caninos de su propiedad y luego los habría dejado con llave sin que tuvieran posibilidad a sobrevivir, según recoge la calificación del Ministerio Público

Cabe aclarar que la temperatura exterior no es ni por asomo la misma que se registra al interior de un auto cerrado, por lo que los pobres animales tuvieron que soportar una sensación térmica superior a los 60 grados.

El hombre aparcó su auto entre las 15,00 y las 19,00 horas

El juicio tendrá lugar el próximo 18 de julio en el Juzgado de lo Penal número 2 de Córdoba.

El hombre dejó a los perros sin ventilación alguna, por lo que su destino fatal era seguro.

Después de que habían transcurrido alrededor de dos o tres horas, el sujeto habría regresado al lugar donde aparcó el vehículo, momento en que los agentes de la policía ya fueron notificados y estaban rodeando al auto en su intento de liberar a los animales.

Cuando los hallaron, 3 de los perros ya habían fallecido y los demás estaban agonizantes.

Imagen Ilustrativa

Apenas pudieron ser liberados todos los animales gracias a los agentes de la Policía de Córdoba, el resultado fue que su estado era tan lamentable que 3 de ellos tuvieron que ser puestos a dormir en una clínica veterinaria.

Una sola hembra de los 10 perros, logró sobrevivir, pero sufrió taquicardia y taquipnea e hipertermia de 39,5 grados, que requirió asistencia veterinaria continua, medicación y tratamiento. Los demás, perdieron la vida injustamente.

Según la Fiscalía, no cabe duda que ante la evidencia de los hechos, éstos son constitutivos de un cargo continuado de malos tratos a los animales. Por lo que además de solicitar la privación de la libertad enviándolo tras las rejas durante DOS AÑOS, pide para el sujeto hasta TRES AÑOS de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y tenencia de animales.

Sería verdaderamente lo mínimo que un dueño tan desalmado como el de este caso merecería. Tristemente, ya nadie puede devolver la vida a esas 9 inocentes criaturas que tuvieron la mala suerte de tener el peor de los humanos, a quien seguramente le dieron todo su amor. Y se fueron de este mundo conociendo solamente el lado más perverso de la humanidad.

¡Comparte esta noticia si estás de acuerdo en lo que pide la Fiscalía! ¿Y tú qué castigo crees que merece?

Te recomendamos