Este sábado, Gerard Piqué disputó su último partido en el Spotify Camp Nou, en medio de un mar de sentimientos encontrados por una esperada, pero no por eso, menos desoladora despedida.

Hace pocos días el defensa central había sorprendido a sus fanáticos al anunciar su decisión de dejar el FC Barcelona y el fútbol, a través de un vídeo que tocó el alma de millones.

Piqué

«Desde muy pequeño siempre quise ser futbolista, quería ser jugador del Barça. Ahora se cumplen 25 años desde que llegué al Barça, me fui y volví. El fútbol me lo ha dado todo», dijo en el vídeo.

Con escenas de un Piqué niño, que ahora a sus 35 años, había tocado prácticamente el cielo al cumplir sus sueños, conmovía al mundo con su partida, en un momento complicado tras la polémica separación de Shakira.

Piqué no se guarda nada de sus sentimientos y rompe a llorar como niño en su despedida

El jugador del Barcelona sorprendió una vez más al mostrarse visiblemente emocionado, quebrarse por completo y llorar como un niño en su emotivo discurso de despedida.

«En la vida, cuando te haces mayor, te das cuenta de que a veces querer es dejar marchar», dijo el también empresario.

El futbolista no pudo evitar romper en un llanto totalmente desconsolado mientras el graderío le ovacionaba al grito de «President, President» (Presidente).

«Hay tanto amor entre el Barça y yo, que era el momento de dejarnos espacio, un poco de aire,  y estoy convencido de que en un futuro volveré a estar aquí», agregó.

El central barcelonés puso punto final a su discurso con una idea que ya mencionó en el vídeo en el que anunciaba su retirada:

«Esto no es un adiós, ya me fui con 17 años y regresé. Mi abuelo me hizo socio el día que nací. Nací aquí y moriré aquí. ¡Visca el Barça, siempre!».

Puedes ver a continuación el momento más emotivo con el que Piqué ha hecho llorar a todo un estadio:

Emotivo homenaje a Piqué

El conjunto azulgrana le rindió un emotivo homenaje al capitán del equipo, llevando camisetas con el nombre de Piqué y la palabra en catalán «Sempr3», para enfatizar que siempre recordarán al hombre que lució el icónico número 3 como dorsal, durante las 14 temporadas en las que defendió los colores de su equipo.

El público se desvivió en aplausos y vítores que el futbolista no paró de agradecer con lágrimas y besos al aire.

Antes del pitazo inicial, se desplegó una lona sobre el terreno de juego con la leyenda «Sempr3», y de inmediato se proyectó un vídeo más que conmovedor sobre su impecable trayectoria futbolística.

El zaguero finalmente se despidió de la afición azulgrana tras una merecida victoria contra el Almería, y tras haber jugado de titular, algo poco habitual en las últimas temporadas.

El jugador catalán es considerado ya uno de los mejores defensas de la historia del fútbol español y del mundo. Marcó 52 goles en los 615 partidos oficiales que disputó y se ha retirado tras ganar 36 títulos entre el Barcelona y la selección española.

Los mismos títulos con los que soñó desde niño, y que al parecer, formaban parte de una meta más que primordial en su vida.

Al punto que la misma Shakira habría confesado que tuvo que dejar su carrera en segundo plano para apoyar a Piqué:

«O dejaba su contrato con el Barcelona y se mudaba a Estados Unidos conmigo donde está mi carrera, o yo tendría que hacer eso en su lugar. Uno de los dos tuvo que hacer ese esfuerzo y ese sacrificio. Y yo lo hice. Puse mi carrera en segundo plano y me vine a España a apoyarlo para que pudiera jugar al fútbol y ganar títulos. Y fue un acto de amor».

Ahora muchos le dicen a Piqué que si para él, el amor a veces es dejar marchar, es lo que debería hacer con Shakira dejando que emprenda un nuevo camino junto a sus hijos en Estados Unidos.

ENTRADAS POPULARES