La importación de “trofeos” de animales siempre ha generado el rechazo de los activistas que defienden sus derechos y luchan por acabar con la caza que atenta contra la preservación de las especies.

Para los cazadores, una parte del cuerpo del animal que cazaron y posteriormente desmembraron es considerado un galardón, y es común que quieran trasladarlo a su casa para exhibirlo como un trofeo que obtuvieron después de matar al ejemplar.

El gobierno de Barack Obama, prohibió en el 2014 la importación de los a Estados Unidos.
Pero recientemente, el presidente Donald Trump anunció que aprobaría el traslado de cabezas, colmillos, colas y cualquier otra parte del cuerpo de los elefantes cazados fuera de Estados Unidos.

Trump eliminó la medida que prohibía la importación desde dos naciones africanas donde se practica la caza de estas especies.
El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (FWS), anunció que a partir del viernes la entrada de los “trofeos” de elefantes cazados en Zimbabue y Zambia no estará prohibida a los Estados Unidos.

El Estado alegó que el dinero que gastan los cazadores puede ser útil para la conservación de las especies y además, acotó que la situación de los animales en Zimbabue y Zambia ha mejorado mucho en los últimos años.

Además, el presidente Trump agregó que “En lugar de agotar la población de elefantes, la caza mejorará la supervivencia de la especie en la naturaleza”.

Según el Gran Censo de Elefantes que fue realizado el año pasado, su población ha disminuido de forma considerable aproximadamente un 30% entre el 2014 y el 2017.
De acuerdo a los datos reflejados en el informe, solamente en Zimbabue se registró una disminución del 6%.

Pero la FWS alegó que recibió un informe actualizado de ambos países africanos que aprueban la renovación de la prohibición.

La nueva legislación aprobada por el gobierno de Estados Unidos fue anunciada de una manera no convencional en el Foro Consultivo de la Vida Silvestre de África, un evento que apoya la caza realizado en Tanzania, y causó el rechazo de muchas organizaciones defensoras de los animales.

Un representante de The Elephant Project, escribió en su perfil de Twitter:
“Es un comportamiento reprensible del gobierno de Trump”.

Mientras tanto, la FWS publicó en su página web que ya se permitía la importación desde África de otras especies, como por ejemplo, cabezas de león.

Ellos alegan que el levantamiento de la prohibición establecida durante el gobierno de Barack Obama, servirá para promover la conservación de la especie.

En un comunicado dijeron: “La caza deportiva legal y bien regulada como parte de un programa de gestión racional, podría beneficiar la conservación de ciertas especies ofreciendo incentivos a las comunidades para preservar la especie y retribuyendo ingresos necesarios para la conservación.

El caso de Cecil, el león africano cazado en una reserva de Zimbabue en el 2015 por un dentista de Estados Unidos causó polémica en todo el mundo. Puedes recordarlo aquí.

Es de conocimiento público que los hijos del presidente Donald Trump son aficionados a la caza, han visitado África en viajes de safaris y cacerías en varias oportunidades.

BBC

Desde la campaña de Donald Trump las imágenes salieron a la luz en las redes sociales generando muchos comentarios negativos, ahora, muchos usuarios de las redes sociales rechazan el levantamiento de una prohibición que se hizo para preservar a los animales en peligro de extinción.

¿Tú qué opinas? ¡Comparte esta noticia!