El pasado 03 de mayo de 2007 desapareció Madeleine McCann y desde entonces ha sido uno de los casos más mediáticos alrededor del mundo, porque a pesar de las exhaustivas investigaciones que han realizado con el pasar de los años, la extraña desaparición de la pequeña sigue sin resolverse.

Pero recientemente, una nueva información que salió a la luz dio un giro inesperado a la investigación y podría ser la esperanza para los padres de Maddie de conocer qué pasó con hija desde que la vieron por última vez en un apartamento del complejo vacacional en Ocean Club en Praia da Luz.

Jenny Murat, fue testigo ese día de cómo una mujer miraba durante un rato el bloque de apartamentos que era muy concurrido por familias británicas.

“Ella estaba parada en la esquina de la calle. Me llamó la atención porque estaba vestida de color púrpura. Me pareció extraño”, relató la mujer británica, que reside en Portugal.

Ese día, se reportó la desaparición de la niña de tres años de edad justamente en un departamento del bloque que miraba aquella mujer vestida de color púrpura mientras los padres cenaban con unos amigos en un restaurante cercano.

“En la mañana siguiente, escuchamos que la niña había desaparecido, así que yo le conté a la policía acerca de la mujer que había visto afuera. No pude reconocerla y no sé quién es, pero parecía sospechosa”, relató la testigo para un medio de comunicación británico.

Ahora, “la mujer de púrpura” se ha convertido en una pieza clave sobre la investigación del caso de Madeleine McCann.

De acuerdo a la información suministrada por las autoridades, podría tratarse de una mujer búlgara que vivió en Praia da Luz con su pareja, un hombre alemán o de Europa del Este que ya habría fallecido.

Actualmente cuatro detectives están recorriendo Europa para encontrar a la mujer que pudo estar involucrada en la desaparición de Maddie.

Los agentes del Scotland Yard, encargados del caso, están solicitando a sus superiores que extiendan la investigación porque el presupuesto que han asignado podría agotarse.

Muchos ciudadanos británicos se preguntan por qué una década después centran sus esfuerzos en la “mujer de púrpura”, y algunos critican que la investigación siga recibiendo financiamiento a pesar de que hay ningún resultado.

Desde el 2007 se han planteado varias hipótesis donde resaltan diversos sospechosos, presuntos traficantes de niños, gitanos, los encargados de la limpieza del complejo vacacional y unos ladrones que se hacían pasar por representantes de una organización de caridad.

La Operación Grange, como llamaron a la investigación de la desaparición de Maddie, ha sido la más larga y costosa que se ha llevado a cabo en el Reino Unido, hasta el momento se han invertido más de 15 millones de dólares.

Han realizado recortes en el presupuesto, y de un equipo de 31 agentes, ahora solamente 4 mantienen sus puestos. Más de 600 personas estuvieron en el foco de los detectives en países como Brasil, Paraguay, la India, Nueva Zelanda, Marruecos y Alemania.

¿Qué han investigado sobre la “mujer de púrpura?

Los agentes han seguido la pista de la misteriosa mujer después de conocer la revelación de la testigo Jenny Murat, que vio a la sospechosa tratando de entrar al complejo hotelero sin autorización.

Los movimientos de la “mujer de púrpura” han sido estudiados por detectives, y comprobaron que vive en Bulgaria, donde falleció su esposo, un hombre con antecedentes penales por pedofilia.

El día que se conoció la desaparición de Maddie, la pareja se encontraba en Portugal, y después de que saliera a la luz el caso de la menor de tres años, decidieron huir del país sin dejar rastros.

La misteriosa mujer puede ayudar a responder muchas interrogantes sobre la desaparición de la pequeña Maddie.

Sus padres seguirán agotando los recursos para saber acerca del paradero de su hija, los años no les han hecho perder la esperanza y sueñan con poder abrazar de nuevo a Maddie.

Daily Mail

¡Comparte esta noticia! Esperamos que finalmente haya resultados positivos en la investigación que ha conmovido al mundo entero.