Javier Sánchez Santos, de 43 años, luchó durante años para que saliera a la luz la verdad sobre su padre biológico, hasta que finalmente el pasado miércoles el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia dictaminó que el cantante Julio Iglesias es su padre.

La noticia causó revuelo en los medios de comunicación, tras tantos años con otro apellido Javier sería reconocido por el hombre que lo engendró.

Pero recientemente, habló por primera vez sobre el caso María Edite, la madre de Javier. Ella tuvo una aventura de una semana con Julio Iglesias en el año 1975.

La mujer de origen portugués conoció al cantante cuando era bailarina de ballet y fue contratada para actuar en un cabaret de Girona, España donde también participaba Julio Iglesias. Según relató, ellos tuvieron una atracción mutua inmediata al conocerse.

“Sabía que estaba casado, pero pasamos todo el tiempo juntos, yendo a la playa juntos cada tarde, cenábamos juntos después del espectáculo y pasábamos las noches juntos en su chalet alquilado”, relató María.

Después de que terminara el espectáculo Julio le regaló un par de vaqueros suyos para que lo recordara y no se volvieron a verse. Cuando María supo que estaba embarazada como consecuencia de las relaciones con el cantante, trató de comunicarse con él, pero nunca obtuvo respuesta.

Javier nació y ella no logró hablar con Julio Iglesias, nadie la ayudó a contactarlo. Tuvo que abandonar el ballet y se dedicó a trabajar en un pequeño restaurante de Valencia donde servía paella.

“Cuando Julio y yo nos conocimos, ambos éramos estrellas. Tuvimos el mismo desempeño cuando nos reunimos en 1975 en Las Vegas de Sant Feliu de Guixols en Girona”.

María tuvo que renunciar a su carrera y a sus sueños para hacerse cargo de su hijo y sacarlo adelante sin el apoyo del padre. “Siempre es la mujer la que tiene que recoger las piezas”, comentó ella.

Ese mismo año, nació Enrique Iglesias, hijo de Julio Iglesias y su primera esposa, con quien ya tenía un bebé y dos niños más pequeños, Chabeli y Julio Jr.

En una oportunidad le dijeron a María que Julio había preguntado por ella, le respondieron que tenía un hijo en Valencia, pero él nunca los contactó ni acudió a las citaciones judiciales.

En 1990 María presentó una demanda de paternidad, los abogados de Julio lo negaron y él se rehusó a someterse a una prueba de ADN. María llevó a Javier cuando este tenía 13 años a un concierto de Julio Iglesias con intenciones de presentarlos, pero no lograron tener un encuentro.

El año siguiente Julio Iglesias respondió en una entrevista que si cada vez que una mujer le dice que estaba embarazada de un hijo suyo tuviera que someterse a una prueba de ADN no tendría tiempo para cantar.

Para poder presentar las pruebas que demostraran que Javier es hijo de Julio Iglesias obtuvieron una botella de agua que desechó Julio Jr en Miami, Florida mientras surfeaba.

“En 2017 logramos demostrar gracias a la botella de agua en la que tomó Julio Jr. que Javier era su hermano con un 99% de certeza. Además, Javier nació exactamente nueve meses después del encuentro de María y Julio en Girona”.

Aunque Julio Iglesias negó la prueba de ADN esas evidencias fueron presentadas al juez quien dictaminó que María decía la verdad. También se tomaron en cuenta las descripciones de la mujer sobre el chalet que el cantante alquiló en esa oportunidad.

El abogado de María, Fernando Ozuna, comentó que “Javier es extremadamente feliz, tranquilo y finalmente está en paz. He trabajado en más de 500 casos de paternidad, pero cuando el padre es tan famoso como Julio Iglesias, la satisfacción alcanza niveles inexplicables”.

Ahora piensan demandar a Julio Iglesias por la angustia que les ha causado, Javier podría reclamar parte de la herencia que le corresponde.

«Ahora reclamaremos por daños morales, psicológicos y espirituales de Julio Iglesias. También pediremos una compensación, porque Javier ha sufrido mucho», agregó el letrado.

María comentó que sigue siendo la misma persona a pesar de la victoria que obtuvo.

“Siempre supe que Julio era su padre. Mi justicia es que siempre he estado diciendo la verdad”.

Después de años de lucha finalmente logró su objetivo, comparte el último avance de este controversial caso.

Te recomendamos