Ra Paulette desapareció durante más de dos décadas, nadie sabía de él, estaba escondido en el interior de una cueva en Nuevo México, Estados Unidos, convirtió ese espacio en su hogar y se dedicó a hacer algo extraordinario.

Paulette, de Michigan, se aisló de todos, solo contaba con la compañía de su perro cuando se mudó a la cueva para lograr su sueño mientras trabajaba en lo que más le apasionaba, esculpiendo obras de arte en la arena.

Desde que reveló lo que había hecho en el interior de la cueva ha sorprendido al mundo, en las paredes de la cueva hay todo tipo de formas abstractas que convierten cada rincón en un lugar mágico lleno de fantasía y arte.

Paulette no tiene estudios superiores en ingeniería, diseño ni arquitectura, simplemente ama el arte y ha trabajado en esculpir más de 12 cuevas, algunas tienen incluso agua corriente y camas para dormir.

“Cuando uno hace algo que uno ama y que lo atrae pues uno quiere dedicar todo su tiempo a eso”, señaló.

Así que él ha decidido dedicar la mayor parte de su vida a esculpir el interior de las montañas, en 1990 comenzó a disfrutar de esta afición.

Las cuevas esculpidas por este artista suelen describirse como santuarios, lugares sagrados para orar y meditar.

Paulette terminó las cuevas con vieiras, curvas moldeadas, salientes lisos, salientes costrosas, incrustaciones de piedras y vainas estrechas.
Miles de turistas alrededor del mundo se han interesado por visitarlas para contemplar las extraordinarias obras de arte de Paulette.

El artista se ha ganado la admiración del mundo entero, solo trabaja usando herramientas manuales como raspadores, piquetas y palas, solamente solicitó que le pagaran 12 dólares la hora por el trabajo realizado en una de las cuevas.

Paultte fundó el Santuario Ventana de la Tierra en el norte de Nuevo México, funciona como resort y centro de retiros.

Los asistentes pueden disfrutar de visitas guiadas a la cueva, recorridos diurnos y nocturnos, además pueden meditar en el lugar, realizar la sesión de fotos de una boda, o experimentar un baño de sonido con cuencos de cristal.

Este extraordinario artista desde hace 25 años ha permanecido excavando cuevas hechas por el hombre y esculpiendo cada espacio. Es reconocido como el “el mejor artista bajo la tierra”.

En una de las cuevas esculpió una catedral, su trabajo es impresionante.

No hay nada más gratificante para él que seguir haciendo lo que más le gusta.

Sin duda, él nació con un don especial para esculpir tan grandiosas obras de arte.

CNN

El siguiente video muestra parte de su trabajo y ha alcanzado más de 24 millones de reproducciones.

No te vayas sin compartir el impresionante talento de este artista que ha causado furor en las redes.