El racismo en Europa, como en otras partes del continente es un tema que se viene arrastrando de siglos atrás, y aunque ciertamente grupos activistas han hecho grandes esfuerzos por reivindicar sus derechos y hacer entender a la sociedad el lugar que les pertenece, todavía hay un largo camino por recorrer.

Pero recientemente un video capturado en un tren de la línea 5 del metro de Madrid, ha levantado una ola de ira e indignación, después de que se divulgara una inquietante escena en que una mujer les prohibió a una madre y a su hija de 5 años tomar asiento por el simple hecho de “no ser españolas”.

Iram Martínez, un fotoperiodista, se encontraba en el mismo vagón y fue testigo de la escena, por lo que procedió a grabarla. Dijo que lo hizo porque lo que más le llamó la atención fue la reacción de los usuarios del metro.

El video fue publicado en la cuenta de Twitter de Martínez, @Iram_Martz y en pocas horas ya le ha dado la vuelta al mundo.

A la señora de procedencia española, sentada cómodamente, le pareció que la mujer y su hija no tenían derecho a sentarse porque según ella los inmigrantes reciben todos los beneficios que los españoles pagan, y a los que ni siquiera ellos tienen derecho.

“Sin vergüenza. No tienes derecho a estar aquí. Así estamos los españoles. Les pagamos todo a los que vienen aquí…. Vamos a la Seguridad Social y no nos hacen caso a los españoles, van ellos y…”, fueron las palabras de la racista mujer que logró desatar la ira de todos los que presenciaban horrorizados la escena.

Imediatamente mucha gente ordenó que se callase por racista. Y especialmente una mujer que vestía de negro la increpó:

“Sin vergüenza, usted. Racista…Ojalá, si su familia tiene que viajar fuera no se encuentre con nadie como usted”.

Más adelante, la señora racista dijo que había mucha gente callada porque seguramente pensaban como ella. Ante lo que Martínez no pudo dejar de reaccionar y repuso:

“Me callo porque me da vergüenza lo que está diciendo”.

Más tarde en Twitter, el fotoperiodista llamaba a la reflexión: “¿En qué cabeza cabe pensar que una persona es mejor que otra por dónde ha nacido o por el color de su piel? Lo que me gustaría destacar del vídeo es la reacción de la gente ante el ataque racista”.

Aunque fueron muchos los que trataron de hacerle entrar en razón de que no tenía derecho a tratar así a la madre y a la pequeña, nada parecía hacerla cambiar de opinión.

Apenas el video fue difundido en las redes sociales, la activista Desirée Bela-Lobedde se valió de su presencia en la red, invitando a publicar las peores frases racistas y desató las más diversas reacciones:

Esperamos que este incidente levante las alarmas de una realidad preocupante. Aunque ciertamente en la teoría muchos se escandalizaron con los preupsuestos que defendía la señora racista, sabemos que en la práctica todavía hay patrones que estereotipan a las personas según su país de procedencia, raza, cultura o color de piel. ¡Todavía queda mucho por hacer!

No dejes de compartir este impactante video en tus redes y déjanos saber qué piensas de esta imperdonable agresión racista.