Las perturbadoras imágenes en que un cura de una iglesia ortodoxa se sale de control intentando asfixiar a un inocente bebé en la ceremonia de su bautizo, han dado la vuelta al mundo causando una ola de ira e indignación.

Las inquietantes escenas tuvieron lugar en la localidad rusa de Gátchina, el pasado 10 de agosto.

La paciencia del sacerdote llegó a su límite cuando la criatura no paraba de llorar, resistiéndose a ser sumergido en la pileta para la tradicional bendición, algo que al parecer terminó por exasperar al clérigo.

Maltratándolo a empujones, zarandeándolo de arriba a abajo y por último sumergiéndolo a la fuerza, la madre del pequeño permanecía atónita e indignada sin saber qué hacer. Mientras, los presentes parecían estar impávidos, como si no pasara nada.

El cura sumerge al bebé a la fuerza hasta en 3 ocasiones en la pila bautismal.

El sacerdote ha sido identificado como Vasili Necheporenko. Cuando trata de sumergirlo por cuarta vez, la paciencia de la madre llega a colmarse, y se interpone para evitarlo tratando de arrancárselo de las manos al hijo de sus entrañas. Vasili hace caso omiso y le tapa la nariz y la boca para de nuevo tratar de introducirlo en el agua. Pero esta vez la oposición de la madre fue más fuerte.

Anastasía Alexéyeva es la madre del bebé, quien ha revelado a los medios que su pequeño sufrió moratones y un trauma por lo ocurrido.

«Tiene arañazos en el cuello y el hombro, además ahora tiene pánico a todo», asegura.

Mientras que tras la ira de los usuarios de las redes ante el indignante suceso, Vasili Necheporenko ha sido suspendido de su cargo.

Ha tenido que despedirse de sus funciones, no sin antes declarar a los medios que Anastasía se asustó ante una situación normal durante un bautizo y que su actitud ha sido la misma a lo largo de los 26 años que ha trabajado en la Iglesia ortodoxa.

“Tal vez esté aburrida o tenga mucho tiempo libre”, han sido sus polémicas palabras que han levantado una nueva ola de críticas.

Este es el indignante momento en que el bebé casi es asfixiado por el cura:

Definitivamente, son imágenes que nos estremecen. Más de una madre horrorizada condena tajantemente los hechos diciendo que de haber estado allí habrían reaccionado muy diferente. Además, las declaraciones machistas del clérigo no ha dejado indiferente a ninguna. ¿Y tú qué habrías hecho en el lugar de la madre del pequeño? ¡Compártelo!

Te recomendamos