Muchos niños alrededor del mundo tienen que enfrentarse a una dura batalla contra una enfermedad, lamentablemente dejan de lado los parques de juegos infantiles a cambio de la sala de un hospital; tienen que someterse a regímenes de tratamiento médico y alimenticio que los hacen tener adoptar un estilo de vida diferente al de cualquier persona de su edad.

En algunos casos, su apariencia física sufre cambios que los convierten en blanco de discriminación y burlas, cuando eso ocurre, además del dolor físico que padecen también les duele el corazón.

Este pequeño padece el Síndrome de Crouzon, una condición genética muy extraña caracterizada por el cierre prematuro de las suturas de la base craneal, las de la órbita y el complejo maxilar que dan un aspecto en el rostro muy particular.

El Doctor Alexander Stratoudakis trató su caso en el Centro Craneofacial Helénico ubicado en Atenas, Grecia, ellos compartieron el caso en su página web y desde entonces la transformación del pequeño ha causado conmoción.

El menor respiraba con mucha dificultad, y sus ojos estaban completamente fuera de órbita, pero gracias al tratamiento y a los procedimientos quirúrgicos hechos por este doctor y su equipo logró una transformación asombrosa.

Generalmente, el síndrome causa una limitación de la capacidad del cráneo ejerciendo presión sobre el cerebro, esto lograron solucionarlo con una expansión de la cavidad craneal.

Después, lo sometieron a una operación que consistió en fracturar varios huesos de la cara para colocar un dispositivo llamado “distractor osteogénico” que consta de pernos que dirigen y promueven el crecimiento de los huesos.

Una operación de este tipo puede realizarse en pacientes de menos edad si es necesario debido a problemas funcionales que ameritan ser resueltos de inmediato tales como la apnea obstructiva o el aumento de la presión intracraneal que causa la perdida de la visión.

Este paciente padecía una estenosis craneofacial asociada al Síndrome de Crouzon, con la cirugía no solo mejoraron la estética de su rostro sino su capacidad de respirar y su visión.

Su cambio ha sido radical, no solamente se aprecia en las variaciones de su rostro sino en la representativa mejora de su calidad de vida.

Daily Mail

El Síndrome de Crouzon es causado por diversas mutaciones en el gen FGFR 2 que se pueden heredar de los padres o de nuevas mutaciones, le ocurre a 1 de cada 60 mil personas.

A pesar de que las consecuencias de esta enfermedad parezcan irreversibles, con la atención de médicos de un centro craneofacial especializado se pueden minimizar los síntomas.

El trabajo de estos médicos fue grandioso, no te vayas sin compartir esta transformación.