Los padres de una bebé de dos meses están desesperados por salvar su vida. La pequeña nació con la mitad de su cerebro y están buscando la forma de juntar el dinero para operarla y salvarle la vida, a pesar de los malos pronósticos de los médicos.

Ah Neath está luchando por su vida y no tiene muchas posibilidades de acceder a una buena atención médica por haber nacido en una familia pobre de Cambodia, y por eso su familia busca ayuda. Su madre, Srey, y su padre, Heang, han tratado de juntar los fondos para pagar el tratamiento médico de su hija, pero no tienen suficiente dinero.

Sin embargo, los doctores han hecho lo imposible para tratarla, por lo que los padres se mantienen esperanzados.

Con sólo dos meses, Ah Neath pelea por su vida.

El problema de la bebé se llama anencefalia, un defecto en la formación del tubo neural del bebé durante el desarrollo. Un pequeño que nace con anencefalia puede nacer muerto o sobrevivir solo algunas horas o días después del nacimiento.

La anencefalia no tiene cura y el tratamiento apunta a que el bebé sufra lo menos posible.

Esta enfermedad se produce cuando el feto no se forma completamente dentro del vientre y le sucede a 1 entre 5.000 bebés.

Los padres creen que pueden salvarle la vida.

En un desesperado intento de tratar de salvar la vida de su hija, Srey ha declarado que teme que su hija muera sin recibir la ayuda médica que necesita. “Sabía que había algo mal con mi bebé cuando nació. Lloré por días y le pedí a la gente que me ayudara financieramente” contó.

“Somos pobres y hemos vendido nuestra casa y nuestra tierra para salvar a nuestra niña. Es saludable, pero su cabeza no tiene todo el cráneo”.

“Estamos enfrentando dificultades y luchando por criarla y para que sobreviva en el planeta. Nuestra única esperanza es que los médicos puedan ayudarla o un médico extranjero pueda ayudarnos”.

Ah nació en febrero en la remota provincial de Tbong Khmum, a 167 kilómetros al noreste de la capital, Phnom Penh.

Ah Neath merece una oportunidad y quieren hacer todo lo posible por salvarle la vida.

Daily Mail

Según cuentan, todo su cuerpo funciona bien, pero tiene un enorme cráter en la parte superior de la cabeza y una gran hinchazón en su parte posterior.

Desde que nació la bebé estuvo en el hospital, recibiendo oxígeno para vivir pero ahora ha sido dada de alta y está en la casa de la familia, esperando contar con los fondos suficientes para operarla.

¿Qué piensas que deben hacer los padres? ¿Es posible que la bebé salve su vida? ¿Qué harías en su lugar? ¡Comparte esta noticia!