La piscina siempre será un lugar de disfrute para los más pequeños, sobre todo en época de verano, los flotadores, el sol, los helados y la diversión hacen que un baño en la piscina sea una experiencia muy agradable.

Pero debemos tomar previsiones ante los riesgos que implica bañarse en una piscina, los niños deben ser vigilados de forma permanente para prevenir trágicos incidentes.

Un día de diversión puede tener un desenlace fatal si no se toman las medias preventivas, recientemente salió a la luz el caso de un niño estadounidense que se encontraba en una piscina pública disfrutando del verano y casi sufre un letal ahogamiento.

A pesar de que el pequeño nadaba con ayuda de un flotador casi se ahoga cuando el inflable se le desprendió.

Las cámaras de seguridad del complejo recreativo grabaron las dramáticas escenas que después fueron publicadas en el canal de YouTube de Lifeguard Rescue.

En el vídeo se puede ver cómo decenas de personas se bañan dentro de la piscina cuando en el área de la derecha un niño comienza a dar brazadas con desespero para flotar después de que se le desprendiera el flotador que tenía para ayudarse a nadar.

El niño estaba luchando para evitar ahogarse mientras que las personas a su alrededor no se percataban del peligro que enfrentaba.

Afortunadamente un socorrista notó lo que pasaba y de inmediato reaccionó lanzándose a la piscina para salvar al menor.

Solo transcurrieron unos segundos y el socorrista lo llevó hasta el extremo de la piscina.

En Estados Unidos son altas las estadísticas de fallecimiento por esta causa, según las autoridades, al menos mueren 390 personas por ahogamiento y la mayoría son menores de edad.

Daily Mail

Por suerte la experiencia aterradora que vivió este pequeño solo fue un gran susto, pero compartirla puede ayudar a otros a prevenir. Muchas veces subestimamos el peligro cuando contamos con un flotador.