Rhiannon Douglas es una joven de 21 años, originaria de Cannock, Staffordshire, Inglaterra, que ha revelado el devastador diagnóstico que le dieron los médicos gracias a un síntoma común que cualquier otra mujer podría pasar por alto.

Fue cuando terminó de rasurarse que se dio cuenta de unas manchas rojas en sus piernas.

Y en realidad no le dio importancia en un inicio pensando que se trataba de una erupción natural por el rasurado.

Pero al ver que las manchas se expandían y no quería tener ese desagradable aspecto, quiso consultar un médico para que le administrara algo para reducirlas.

El primer diagnóstico que le dieron fue una afección de los vasos sanguíneos llamado púrpura de Schönlein de Henoch, que provoca que éstos se inflamen, para lo que le recetaron Ibuprofeno.

Rhiannon estaba tranquila pensando que en breve su piel sanaría, pero lo que sucedió a partir de ahí fue sustancialmente peor. No sólo que no se curó, sino que el síntoma recrudeció y apareció otro.

Empezó a tener impactantes hinchazones y fuertes dolores en las articulaciones, lo que fue el indicador más palpable de lo que los médicos descubrirían después.

Su médico de cabecera intuyó que se trataba de una artritis, por lo que le recomendó a Rhiannon visitar a un reumatólogo.

Fue tratada con esteroides y empezó a subir mucho de peso.

En medio de ese tratamiento, un día sintió un dolor muy fuerte en la espalda, por lo que preocupada llamó a su médico para explicarle sus síntomas.

La respuesta que recibió la alarmó más, debía ir de inmediato al hospital.

Tras una serie de escáneres y pruebas descubrieron que tenía un tumor de 8.5 cm, que crecía en su pecho. Y finalmente confirmaron que la supuesta erupción cutánea por un rasurado en realidad era un síntoma de un linfoma de esclerosis nodular, un tipo raro de cáncer, el linfoma de Hodgkin.

Este cáncer se desarrolla en el sistema linfático, y algunas de sus manifestaciones son las siguientes:

– La edad y el sexo del paciente, así como la infección por el virus de Epstein-Barr pueden afectar el riesgo de linfoma de Hodgkin en adultos.

– Entre los signos del linfoma de Hodgkin en adultos se incluyen ganglios linfáticos inflamados, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso.

Una cosa estaba clara para los médicos y era que si no hubiese aparecido la reacción cutánea en las piernas de Rhiannon, probablemente hubieran detectado demasiado tarde el cáncer y con consecuencias fatales.

Enseguida procedieron a tratar el tumor para reducirlo, y gracias a su gran espíritu de lucha y el buen equipo médico, se convirtió en una valiente guerrera que le ganó la batalla al cáncer.

Ahora está casada y es madre de un adorable pequeño.

«No podía creer que la erupción en mis piernas fuera un signo raro de cáncer, nunca había escuchado ni visto esto antes. Cuando me dijeron que tenía cáncer, me sentí adormecida y nunca pensé que escucharía esas palabras a los 20 años… ¡Pero estaba decidida a combatirlo!», fue el testimonio de Rhiannon.

Te invitamos a compartir esta valiosa información con tus amigos para que sirva de advertencia para muchas mujeres, podría salvar una vida.

Te recomendamos