Ciertamente los embarazos en niñas adolescentes cada vez son más frecuentes, pero lejos de criticar a quien se hizo madre a temprana edad se deben tomar medidas para concientizar a la sociedad y evitar que se siga repitiendo, especialmente por la gran responsabilidad que conlleva traer al mundo a un niño y el riesgo de hacerlo a temprana edad.

Kayleigh Snaith fue víctima de fuertes señalamientos tras quedar embarazada a los 13 años en lugar de recibir apoyo emocional y psicológico para hacer frente a su realidad.

Esta madre adolescente publicó fotos de su pequeña hija de dos años con mucho orgullo en la celebración de su baile de graduación para demostrar a todos aquellos que la juzgaron y la criticaron que fue capaz de terminar la secundaria.

Kayleigh mantuvo en secreto su embarazo durante seis meses por temor a la reacción de la gente, especialmente la de sus padres.

Para sorpresa de todos, sus padres apoyaron a su hija, estuvieron con ella para ayudarla a recibir al nuevo miembro de la familia e iniciaron los arreglos de la casa en Stanley, Co Durham para la llegada de la bebé.

Cuando empecé a sentir ciertos movimientos en mi vientre ya era evidente lo que estaba pasando, pero estaba aterrorizada de decirle a mis padres”.

Esta joven confesó que son muchas las cosas que pasaron por su mente en esos momentos.

Fueron muchas noches que pase preocupada pensando en eso, no podía concentrarme en nada más”.

Decidió decirle a su madre lo que estaba pasando, fue un momento muy emotivo en el cual Kayleigh no paró de llorar y su madre estaba muy conmocionada.

Si quieres conservar a tu bebé te apoyaremos y haremos todo lo que podamos hacer por ti”.

Actualmente Kayleigh está muy orgullosa. A sus 16 años logró demostrar que todos estaban equivocados al terminar la escuela secundaria y lo celebró con su hija.

A pesar de su corta edad esta madre adolescente está decidida a darle una buena vida a su hija. Está muy agradecida por el apoyo incondicional de sus padres mientras hacía lo imposible para criar a su hija y terminar la escuela secundaria.

La madre y la hija lucieron un hermoso vestido para el baile de graduación, y aunque Harley no pudo asistir al baile de graduación asistieron juntas a la fiesta.

Espero que crezca sabiendo que se merece lo mejor y que nunca se conforme con nada ni con nadie que la haga sentir infeliz. Ella siempre debe ser tratada con amor y cuidado”.

También quería mostrarles a todos los que pensaban que nunca llegaría a graduarme siendo una madre tan joven. Aquí estoy celebrando terminar la escuela con mi hija”.

Quería que todos vieran que Harley es lo primero. Ya no se trata solo de mí, se trata de las dos. Quería que se sintiera tan hermosa y amada”.

Sharon, la abuela de Harley manifestó lo feliz que estaba porque su hija le estaba mostrando al mundo lo orgullosa que se siente y ellos estaban junto a ella.

En casa soy madre y adulta para mi hija, pero después en la escuela, de repente fui una estudiante, un niño que estaba ahí para aprender”.

“Estaba cansada de que todo el tiempo la gente me dijera que era repugnante, que había arruinado mi vida, que nunca podría ser una buena madre y que no lograría nada en la vida”. Fue realmente difícil para ella.

Saber que Harley me esperaba en casa y que estaba trabajando para nuestro futuro realmente me motivó. Todo el cansancio valió la pena para construir una mejor vida posible para mi hija”.

Esta joven madre recuerda las horas que permaneció sentada y llorando porque estaba preocupada de que fracasara y no pudiera conseguir un trabajo. Fue mucha presión.

Harley me inspiró a seguir y me dio el gran empujón que necesitaba. He trabajado muy duro”.

Kayleigh comenzará a estudiar música en la universidad en septiembre.

Harley es una niña hermosa, sana y feliz. Ella es un rayo de sol y estoy orgullosa de ser su madre. Nunca me arrepentiré de tenerla ni me avergonzaré”.

Kayleigh espera que otras madres jóvenes se animen a seguir trabajando duro y darse cuenta de que quedar embarazada a una edad temprana es un nuevo comienzo.

Ser una madre joven es una lucha y cambia la vida, pero ser una nueva madre siempre lo es. No importa lo que la gente diga o piense acerca de ti, si te esfuerzas y trabajas duro puedes alcanzar todos los objetivos de tu vida”.

Facebook

Es una historia muy emotiva, no dejes de compartirla. Felicitamos la entereza de esta joven madre que asumió con mucha responsabilidad la llegada de su hija al mundo.