Sara Schmid es una mujer alemana de 36 años que decidió dar a luz a su sexto hijo en el jardín de su casa en Francia mientras sus familiares observaban todo en los espacios del parque infantil.

No utilizó anestesia ni ningún tipo de asistencia médica durante el parto, grabó todo en un vídeo que publicó en su canal de YouTube y ha sido visto por miles de personas.

Sus hijos estuvieron presentes durante todo el parto, y vieron cómo llegó al mundo su hermanito.

Sarah se interesó por el “parto libre” desde que dio a luz a su primer hijo en su casa con la asistencia de una partera, pero en esta oportunidad no contó con ningún tipo de ayuda, tal como en el nacimiento del resto de sus hijos.

Ella es madre a tiempo completo y alegó que dar a luz fuera de un centro hospitalario haría que la experiencia fuera mucho más tranquila y placentera.

“En las culturas milenarias las niñas veían cómo sus madres daban a luz para que pudieran saber cómo era, ahora las posibilidades de hacerlo son mínimas. Esto le permite a la gente ver el nacimiento y sobre todo un parto sin intervención”, alegó Sarah.

Comentó que algunas personas que han visto el vídeo de su parto en casa se han mostrado emocionadas mientras que otras condenan lo que hizo argumentando que pudo resultar riesgoso para ella y su bebé.

Ante la polémica que generó su decisión en las redes ella respondió: “No me importa. Amo a mi familia feliz y saludable”.

Durante el parto de su último hijo su esposo Tim no estuvo presente, pero ella siguió adelante. “No me importaba que no estuviera. Sabía que tenía miedo sobre el parto, sobre todo porque yo no tendría asistencia, pero sentí que primero debía enfrentar mis propios temores”, dijo Sarah.

Aseguró que su esposo no estuvo en ningún momento, mientras ella se enfrentaba al trabajo de parto y dio a luz él permaneció en el bosque tumbado en una manta.

“No quería sentirme abrumada por el miedo. Él vino después, lo llamé cuando nació el bebé”, comentó ella.

Sarah estudió medicina, pero no ha ejercido su profesión por dedicarse a cuidar a sus hijos y a las labores del hogar. Asegura que después de prepararse como médico se motivó a intentar el “parto libre” tras decepcionarse de cómo daban a luz las mujeres en las salas de los hospitales.

“Vi a mujeres dar a luz en el hospital y pensé que no lo podría hacer, porque no es relajante”, dijo la madre.

Relató que no le gustó la experiencia de tener una partera. “Estuve en trabajo de parto por 15 horas, leí mucho sobre nacimientos y traté de aprenderlo todo”.

Daily Mail

Dio a luz a uno de sus hijos en un bosque en Suecia durante la madrugada sin ningún tipo de asistencia ni con la presencia de su esposo.

“Estaba aislada, hubo una tormenta. Solamente había árboles caídos, era hermoso”, contó Sarah.

Desde que compartió su experiencia surgió un debate en las redes acerca del peligro de un parto como el suyo. Comparte y déjanos saber tu opinión.