La lactancia materna es un proceso natural para alimentar a los bebés, ofrece muchos atributos para mantener su salud además de fortalecer el vínculo de apego materno a través de la conexión que logran durante el proceso.

La mayoría de las personas perciben la lactancia como algo convencional que no tiene que ocultarse porque se trata de satisfacer una necesidad primaria de un ser indefenso y completamente dependiente de los cuidados maternos.

Pero lamentablemente no todos la conciben de la misma manera y pretenden que las madres amamanten a sus hijos solamente en privado a pesar de la importancia de hacerlo a libre demanda.

Para ese sector, es un acto irrespetuoso mostrar cómo amamantan a sus hijos. Carly Clark, es una mujer que condenó en las redes sociales a quienes promueven la lactancia en cualquier condición y amenazó a las madres y bebés que viera amamantando.

Aseguró que “los golpearía si amamantaban frente a ella”.

“No lo siento. La próxima mujer que intente asomar su pecho para amamantar delante de mis hijos obtendrá un ojo morado. Mueve al bebé porque también lo golpearé”, así decía el mensaje.

Se pudo conocer que la mujer de Spartanburg, en Carolina del Sur, también es madre. La mujer trabajaba en una tienda de mascotas de la cadena Petsense en Gaffney.

Aparentemente, estaba harta de ver a madres amamantando cuando paseaba a los animales o cuándo pensaba qué comida o juguetes les comprarían a sus mascotas.

Así que decidió usar sus redes sociales para condenar la lactancia en público. Pero su amenaza causó revuelo en las redes, muchas personas difundieron su mensaje convirtiéndola en blanco de duras críticas.

Desde que se conoció su lugar de trabajo, la ola de comentarios negativos en su contra comenzó a repercutir sobre la imagen de la empresa.

La cadena de tiendas para mascotas reaccionó y publicó un mensaje en sus redes sociales al respecto.

“Petsense exige los más altos estándares de conducta ética y personal de nuestros empleados. Absolutamente nunca toleraríamos actos de violencia tales como la amenaza que publicó recientemente nuestra antigua empleada.


Esas son sus opiniones individuales y no reflejan la opinión de nuestra marca ni la del resto de sus empleados. Esta persona ya no forma parte del equipo de Petsense”.

Agregaron que están investigando el caso y que no están de acuerdo con el punto de vista personal de la mujer. “Queremos que todas las madres y familias que amamantan se sientan completamente seguras y bienvenidas a nuestras tiendas”.

Asimismo, se excusaron, “Nos disculpamos sinceramente con aquellos que se han visto afectados por esta amenaza”.

Jessi Vogel es una madre que se indignó tanto con la queja de Carly que le dedicó un mensaje: Ver a otra mujer con niños decir que está dispuesta a golpear a otra por alimentar en público a sus hijos, realmente nos lleva un paso atrás, sobre todo viniendo de una mujer”.

Acotó que, si tanto le molesta que sus hijos vean otros senos, debe tomarse tiempo para explicarles que es algo normal, y que así se alimentan cada vez que tienen hambre sin importar el lugar.

“Los senos se han vuelto sexualizados y está perfectamente bien usarlos para anuncios y cosas por el estilo, pero tan pronto como comienzas a amamantar en público, eres blanco de miradas y eso no está bien”, dijo la madre.

Mirror / Daily Mail

Las polémicas declaraciones de Carly se hicieron virales y han abierto un polémico debate en las redes. Compártelas y déjanos saber tu opinión.